Gingivitis

A menudo recibimos pacientes en la consulta que nos relatan preocupados un sangrado de sus encías al cepillarse o de manera espontánea. Esto se debe a una inflamación de las mismas, también llamada gingivitis, que con el tratamiento adecuado la podremos resolver de manera satisfactoria.

Normalmente la gingivitis se produce por un cepillado incorrecto o insuficiente de las piezas dentales que no consigue eliminar las bacterias que se encuentran sobre el diente. Esto hace que las encías se inflamen y por lo tanto sangren.

A continuación enumeraremos una serie de consejos que seguro ayudarán a prevenir este problema:

  • Cepillarse de una manera ordenada por todos los dientes durante al menos 2 minutos, después de las principales comidas. Una técnica depurada nos ayudará a mejorar la limpieza de nuestra boca.
  • Una dieta sana, ejercicio moderado y evitar malos hábitos como el tabaco sin duda colaborarán en el buen estado de nuestras encías.
  • Usar un limpiador lingual para eliminar bacterias de nuestra lengua reforzará aun más nuestra higiene.
  • Acudir al dentista periódicamente para una higiene profesional y para asegurar el buen estado de nuestras encías.

Debemos tener en cuenta, que una gingivitis puede evolucionar a una periodontitis, la cual será mas difícil de tratar. Por ello hay que apostar por la prevención y el control como el mejor de nuestros tratamientos.