8 Consejos a seguir tras una extracción dental

extraccion-diente

La extracción de una pieza dental es una pequeña intervención quirúrgica. Con los controles actuales y la sedación no notarás nada, a penas unas molestias al finalizar la operación.

Aún así es importante que sigas algunos pasos para que no tengas ningún problema posterior. Cabe tener en cuenta que el coágulo firme (es decir, la cicatrización que impide el sangrado) ocurre a partir de las 24 horas posteriores a la intervención, el odontólogo suturará la zona para que pueda marcharse a casa sin riesgos.

¿Qué debo hacer en el postoperatorio de una extracción dental?

1. Morder la gasa compresiva que le ha colocado el dentista, al menos durante 1 hora. Si tras una hora sigue sangrando, retírela y cámbiela por otra.

2. No se enjuague la boca, y en la medida de lo posible, trague la saliva, no la escupa, si es demasiado, haga un rollo con una gasa estéril y limpie el exceso de saliva o sangre.

3. Debe relajarse, estar sentado es mucho mejor que de pie o tumbado, no haga esfuerzos físicos al menos durante las 12 horas posteriores a la extracción.

4. Tome los analgésicos que le ha recetado el odontólogo, así como los antibióticos, no sentirá dolor y prevendrá la aparición de infecciones. Es normal que la zona esté sensible durante las primeras horas, así que trate de no hurgar con la lengua o con las manos en la zona afectada.

5. La dieta que debe seguir las primeras horas es blanda, evitando picantes, comidas o bebidas muy calientes o con burbujas durante al menos 3 días.

6. A partir de las 24 horas puede enjuagarse suavemente con agua tibia con sal, si aún tiene hemorragia con agua fría. Cuando escupa no lo haga de forma violenta. Tras cada ingesta de comida asegúrese que el agua elimina cualquier resto de comida.

7. Evite fumar durante al menos las primeras 24 horas, así como evite tomar alcohol.

8. Las primeras horas tras la cirugía debe mantener la cabeza levantada, debiendo dormir con dos almohadas a ser posible.

El tejido de la encía sanará en unas 3 o 4 semanas y el de hueso puede llegar a tardar hasta 6 meses, de todos modos si se ha realizado una extracción sencilla en menos de dos días debería dejar de sentir dolor.

No dude en contactar con su odontólogo si existe un sangrado muy persistente, o siente la zona entumecida, tiene un dolor muy fuerte que no es controlable con los calmantes que le haya recetado.