Entrevista al Dr. Ion Zabalegui

Entrevista al Dr. Ion Zabalegui

En esta ocasión entrevistamos el Dr. Ion Zabalegui para conocer de primera mano sus inicios como odontólogo, su trabajo en Albia Clínica Dental de Bilbao, así como su opinión acerca de ser miembro de BQDC.

¿Por qué decidió estudiar odontología?

“Desde muy pequeño, quise ser médico, supongo que influenciado por mi hermano mayor, Borja y por mi padre, al que le hubiese encantado estudiar medicina. Y una vez acabada la licenciatura decidí ser o bien Estomatólogo (mi abuelo era odontólogo) o bien Dermatólogo. Entré primero en la escuela de Estomatología (el examen fue antes que el MIR), y el resto es historia.”

¿Cuál es la parte de su trabajo que más disfruta?

“Viendo a los pacientes agradecidos por haber curado sus infecciones, o felices por haberles devuelto la función masticatoria y satisfechos de haberlo hecho con un mínimo esfuerzo. Lo más gratificante es cuando te dicen que sin duda les ha merecido la pena, que lo volverían a hacer o que es la mejor inversión que han hecho en su vida.”

¿Qué valor añadido ofrece su clínica dental a sus pacientes?

“Atención personalizada exquisita: el hecho de llevar 27 años trabajando con el mismo equipo, hace que las personas estén integradas en las sinergias de trabajo con protocolos muy bien definidos y con muchos años de probada eficacia.”

¿Cómo ha evolucionado Albia Clínica Dental desde que se inauguró?

“De la mano de la educación de postgrado en la Universidad del Sur de California, la educación continuada de todos los miembros del equipo, desde administrativas, auxiliares, higienistas y equipo médico, hemos ido evolucionando hacia tratamientos cada vez más eficaces y a la vez menos invasivos, con menor morbilidad para los pacientes y tiempos de tratamiento más cortos. A la vez, se introdujo control de la gestión de la clínica para ofrecer mejor servicio y atención personalizada, dentro de la complejidad que supone un centro asistencial de grandes dimensiones, adaptándolo a los nuevos tiempos, donde los pacientes tienen muchos conocimientos de lo que se les puede ofrecer y de lo que quieren tener.”

¿Qué significa para usted y su clínica dental ser miembro de BQDC?

“Motivo de orgullo y a la vez compromiso y responsabilidad para la mejora continua. Es importante el flujo de conocimientos compartidos que permiten a los pacientes disfrutar de la mejor calidad posible de tratamientos, desde la experiencia colectiva. Y acceder a un sinfín de oportunidades que, desde la individualidad serían más lejanos: me refiero a la oportunidad que las jornadas de formación continuada que celebramos cada año nos ofrece con conferenciantes del ámbito nacional de perfiles diferentes a la odontología que nos aportan valor añadido a nosotros, y a nuestros equipos, desde el mundo de la publicidad, marketing, valores humanos, psicología, etc.

Y el intercambio de ideas, formas de hacer las cosas, enfoques diferentes que nuestras reuniones nos permiten compartir son una excelente forma de mejorar el conjunto del servicio que ofrecemos a nuestros pacientes.”

¿Cómo ve la odontología dentro de 10 años?

“Con un futuro prometedor de la mano de la ciencia y de la tecnología puntera. La cantidad de buenos profesionales que hay en nuestro país y del interés por aprender de las generaciones que vienen empujando garantiza el alto nivel profesional. Hemos pasado de ser un país vulgar en servicios odontológicos hace 30 años a ser un país donde la industria dental invierte importantes recursos porque confían en el interés de nuestros profesionales en hacer las cosas bien.”

¿Qué consejo le daría a los estudiantes a punto de licenciarse en odontología?

“Que miren a la odontología con cariño, como un medio para el desarrollo profesional sin límites en el aprendizaje, continuo. Y que utilicen los medios actuales para desarrollarse como odontólogos, no solo para la vida social. Y ahí tienen un largo recorrido para sacar provecho de la tecnología presente y futura. Los principios, se hacen a base de mucho esfuerzo, pero a la larga, seguro que compensan.”

En un país de escasos recursos, ¿cuáles serían sus herramientas odontológicas indispensables?

“La prevención y la educación de la población. En todos los países, incluso en los poco desarrollados, hay más capacidad de trasladar la información hoy en día que hace 30 años, por tanto aprovecharía la tecnología para difundir mensajes educativos y preventivos desde las estructuras administrativas.”

Un viaje: Egipto

Un libro: El médico (Noah Gordon)

Una afición: Esquiar en nieve virgen.

Una cita/frase con la que se identifique: Hagas lo que hagas, hazlo bien.

Desde BQDC, queremos agradecer la colaboración del Dr. Ion Zabalegui en la realización de esta entrevista.