Trucos para una sonrisa más blanca

Trucos para una sonrisa más blanca

Una de las preguntas que más veces nos realizan en nuestras consultas son trucos para conseguir una sonrisa más blanca, o consejos para mantener o recuperar el blanco natural de nuestros dientes.

En BQDC nos preocupamos tanto de tu salud bucodental como de la estética de tu sonrisa, por ello queremos ofrecerte unos sencillos trucos para que puedas cuidar tu sonrisa y evites las manchas que afean y ensucian la sonrisa.

  • Una excelente higiene dental diaria es básica para conservar el blanco natural de la sonrisa. Una correcta limpieza bucodental incluye un cepillado de dientes con un cepillo adecuado con una pasta dental con fluor tras cada comida y un colutorio así como el uso de hilo dental una vez al día para limpiar los espacios interdentales y prevenir la placa bacteriana así como el sarro que provocan la caries.
  • Evitar sustancias que manchan los dientes. Especialmente las bebidas oscuras, como el vino tinto, el café o el té. Igualmente evitar bebidas muy azucaradas nos ayudará a prevenir la caries que a su vez afea la sonrisa.
  • El tabaco debe estar fuera de nuestra sonrisa: fumar es una de las acciones que más ensucia nuestra sonrisa y produce manchas que pueden de difícil solución.
  • Visita a tu dentista al menos 2 veces al año para realizar una limpieza profesional de tus dientes, los espacios que son de más difícil acceso.
  • Si ya tienes los dientes manchados realizarte un blanqueamiento dental será de mucha utilidad dado que los resultados suelen ser satisfactorios.
  • No pruebes técnicas caseras sin consultar antes a tu odontólogo, puedes estar acrecentando el problema, deteriorando el esmalte de tus dientes y perjudicando la salud de tu sonrisa.

¿En qué consiste un blanqueamiento dental?

Básicamente es un procedimiento en el que se eliminan las manchas acumuladas en las piezas dentales. Para ello se utilizan diversos productos químicos en dos etapas, uno en la consulta y aplicando luz fría y otra en casa del paciente, durante la noche y gracias de una placa hecha a medida que sostiene el producto en los dientes mientras se duerme.

Habitualmente es un procedimiento con mucho éxito aunque se debe analizar bien las causas de las manchas para aplicar el tratamiento más adecuado, dado no se aplican las mismas técnicas si la mancha es interna, es decir, proviene del interior de la pieza dental, que si es externa, cuando la mancha se encuentra en la parte de fuera del diente.