Aislamiento dental con dique de goma

En todos nuestros tratamientos dentales hemos de buscar siempre la excelencia y por ello debemos ser los más cautelosos y exquisitos posible a la hora de tratar a un paciente, con el único fin que nuestro trabajo sea un éxito. Para ello el dique de goma nos ofrece trabajar con un aislamiento absoluto en la boca del paciente en tratamientos que exijan un espacio sin contaminación de la saliva.

El dique de goma es una lámina fina de látex que sirve para aislar uno o más dientes durante una intervención dental.

El utilizar este instrumento nos brindará una serie de ventajas tanto para el paciente como para el especialista que detallaremos a continuación:

– El especialista tendrá una visión mucho más precisa de la pieza dental, ya que el dique lo aisla completamente de las otras piezas y así consigue focalizar al máximo, su atención sobre el diente a tratar.

– Se protejerá la lengua y estructuras blandas manteniéndolas fuera del campo operatorio.

– Con este sistema evitaremos que el paciente pueda tragar algún tipo de material con el que estemos trabajando, así como aspirar o tragar agua.

– Reduciremos o evitaremos, en gran medida, la contaminación de la cámara pulpar si el odontólogo ha entrado en ese espacio.

En numerosos estudios científicos se ha comprobado que el uso del dique de goma disminuía de una manera significativa la contaminación bacteriana en tratamientos conservadores. Esto repercutía en la mejor adhesión al diente de los materiales restauradores.

Por lo tanto podemos afirmar que el uso del dique de goma es básico para conseguir unos tratamientos restaurativos excelentes. Con esto no queremos decir que el no usarlo sea realizar una mala praxis, pero no conseguiremos esa excelencia que buscamos en todos nuestros tratamientos.