¿Dolor en una pieza dental tras la endodoncia?

Dolor en una pieza dental tras la endodoncia

¿Por qué duele una pieza dental a la que se le ha realizado una endodoncia? Es una de las preguntas más frecuentes que hacen los pacientes cuando van a una consulta dental.

En este sentido, hay que tener en cuenta diferentes factores que pueden ocurrir tras desaparecer la anestesia:

Dolor en la pieza endodonciada.

Oclusión irregular: el paciente nota que no ‘encajan’ correctamente sus dientes.

Inflamación de los tejidos blandos que rodean al diente endodonciado.

Cuando un paciente tiene alguno de estos síntomas no significa que el tratamiento se haya realizado de manera incorrecta, sino que en muchas ocasiones aparecen por la manipulación a la que se ha visto sometida la pieza dental.

Una inflamación del ligamento periodontal que rodea la pieza dental o la presencia de bacterias asociadas al tratamiento del diente, hacen que pueda existir dolor en la pieza tratada.

En la mayoría de las ocasiones el especialista recetará medicamentos para minimizar y prevenir, así, la aparición de molestias en la zona tratada.

Cuando se realiza la endodoncia, se elimina el paquete vásculo nerivioso del diente y el espacio que queda se rellena con una pasta especialmente indicada para ello.

Pero entonces, ¿cómo es posible que un diente duela si la endodoncia ha sido realizada?

En primer lugar, el endodoncista deberá evaluar si el tratamiento se realizó correctamente. Si una endodoncia no se trata bien, es muy posible que aparezca dolor incluso de una forma más intensa que antes de ser tratado. Este tipo de síntoma suele darse al poco tiempo de haberse realizado el tratamiento.

Si la endodoncia está bien realizada, el dolor puede aparecer por otros motivos:

Fractura de la pieza dental. Estos casos suelen darse cuando la reconstrucción del diente es muy extensa y no se ha protegido mediante una funda dental.

Si esta situación se produce, en la mayoría de las ocasiones se ha de proceder a la extracción de la pieza dental, ante la imposibilidad de poder salvar el diente afectado.

Procesos infecciosos crónicos o agudos en el ápice (punta) de la raiz. Normalmente estas situaciones son derivadas de una técnica incorrecta. En estos casos realizar una reendodoncia o apicectomía puede solucionar este tipo de problema.

Por tanto, lo más importante es tener en cuenta que la endodoncia debe ser realizada por un especialista formado para ello y así minimizar complicaciones futuras tras el tratamiento.

Las clínicas dentales BQDC son especialistas en este tipo de tratamiento. Si quiere poner su salud dental en manos de profesionales, no dude en contactar con cualquiera de las 33 clínicas que forman parte de la asociación.