Estética dental, el reto de combinar materiales e incorporar la digitalización para lograr la mejor sonrisa

badanelli-estetica-dental

Las novedades en el ámbito de la Odontología estética vienen de la mano de dos factores, la introducción de nuevos materiales restauradores y los nuevos métodos de procesado de los mismos a través de la digitalización.

Aunar ambos para lograr los mejores resultados para el paciente es una de las preocupaciones de los especialistas en esta especialidad, tal y como explica el doctor Luciano Badanelli, socio de BQDC, que el sábado pasado habló de estética dental en la reunión que la Asociación celebró en Madrid.

Una de las cuestiones que más preocupan y sobre las que más investigan y trabajan los odontólogos son las limitaciones de la combinación de estos dos factores y, fundamentalmente, la combinación de distintos materiales, ya que no se pueden procesar de forma conjunta. “Una de las claves del éxito será la capacidad del odontólogo de unir los distintos materiales entre sí y de estos a la estructura que los soporta, sea un diente o un implante”, señala el doctor Badanelli.

Para eliminar estas limitaciones surgen materiales que cumplen las expectativas, sin tener que ser combinados con otros, con los requerimientos estéticos y mecánicos suficientes para ser utilizados en la restauración estética. Entre ellos, destaca el disilicato de litio, que permite a los profesionales de la Odontología restaurar dientes e implantes trabajando en bloques y de forma totalmente digital.

La sonrisa, la expresión facial, forma parte de nuestro lenguaje no verbal. Son muchas las personas que se sienten condicionadas por la falta de armonía estética de su boca. Hoy, esta especialidad de la Odontología cobra una especial relevancia por cómo ha evolucionado y por las soluciones que puede aportar al paciente.