La caries: tipos

Tipos de caries

La caries es una de las enfermedades más comunes de los dientes. Como hemos explicado en otras ocasiones se trata de una infección en la pieza dental.  Las bacterias que viven en nuestra boca fabrican unos ácidos que destruyen el esmalte y la dentina y van agujereando el hueso. Puede llegar a ser más grave si esta infección alcanza la pulpa o nervio dental.

Para prevenir esta afección es necesario tener cuidado de nuestra higiene bucal, 3 cepillados de dientes al día, uso de colutorios, hilo dental y cepillos interdentales así como 2 limpiezas profesionales al años. Además debemos moderar el consumo de azúcares para evitarlas.

Existen diferentes clasificaciones para las caries en función a muchos aspectos pero seguramente uno de los más comprensibles para los pacientes sea el de la afectación a la pieza dental. Por tanto en este post explicaremos los diversos tipos basados en la parte del diente que ha sido atacada o destruida.

Según esta clasificación podremos considerar diversas gravedades de afectación:

  • Caries leve: el esmalte ha sido afectado, en su inicio es un proceso lento, pero una vez el esmalte ha sido afectado todo se acelera y que llegue a la parte de la dentina es más rápido.
  • Caries media: la caries ya ha llegado a la dentina y ha generado fisuras en la pieza dental, por tanto hay pequeños orificios por donde las bacterias puede entrar. Es un proceso típico de las muelas.  También existe la opción de la caries de área lisa, en la que sucede un proceso similar pero en piezas dentales no molares. Tanto este tipo de caries como la anterior se deben obturar para poder sanar, una obturación es un procedimiento sencillo mediante el que se limpia de infección el diente y rellena los huecos mediante una pasta.
  • Caries grave: este tipo de caries afecta a la raíz, es decir al nervio, y es un proceso que puede conllevar mucho dolor al afectado. La pieza dental puede llegarse ver muy afectada y por tanto se precisa un tratamiento rápido para no perderla. Lo habitual, si el odontólogo lo considera, es realizar una endodoncia, en la que se limpia la infección, luego se inhabilita el nervio de la pieza dental y luego se obtura para evitar nuevas infecciones.

En ningún caso los tratamientos son dolorosos porque se realizan mediante anestesia local, el paciente no notará ningún dolor  y en algunos casos puede aliviar dolores, sensibilidad al cambio de temperatura…