Por una sonrisa sana y bonita

Limpieza oral - Conseguir una sonrisa sana y bonita

A través de la sonrisa comunicamos. Decimos mucho más de lo que pensamos. Es una primera imagen que ofrecemos a aquel que la recibe y, por eso, es muy importante que la cuidemos como merece para evitar que puedan aparecer problemas estéticos que le den un peor aspecto y, en consecuencia, nos hagan sentir cierta inseguridad a la hora de entablar una conversación, tanto en un entorno de trabajo como en el de amigos o familia.

Por todo ello, es habitual que, en la actualidad, mucha gente acuda a las consultas de los especialistas por motivos estéticos. El presidente de Best Quality Dental Centers (BQDC), asociación de clínicas odontológicas, el doctor Jordi Cambra, señala que “mostrar una bonita y cuidada sonrisa es algo que se valora muchísimo, principalmente en el momento de estar realizando un proceso de selección para acceder a un empleo”. Otro motivo por el que los pacientes acuden a las consultas de los dentistas, añade, “tiene que ver con la halitosis, es decir, el mal aliento, algo que al final está deteriorando las relaciones sociales y profesionales de mucha gente, llegando a minar la autoestima de quien lo sufre y provocando que llegue a aislarse”.

Según estos profesionales, la sonrisa perfecta es posible: una sonrisa con los dientes correctamente alineados, con piezas de un tamaño armónico y con un esmalte en tonos de marfil hacia blanco. Las encías, por su parte, deberán mostrar un aspecto sin ninguna alteración, sin sangrar, y con un tono rosado y saludable.

Es por todo esto que, en la actualidad, los tratamientos que más se demandan en las clínicas dentales son los blanqueamientos y las ortodoncias, todo ello abierto a personas de cualquier edad ya que son muchos los adultos que desean corregir su dentadura a través del trabajo de estas clínicas odontológicas que, con sus técnicas, su material y su personal cualificado, consiguen alcanzar unos resultados excelentes en los tratamientos solicitados.

Malos hábitos de higiene

Sin embargo, la salud dental de mucha gente adolece, en general, de falta de higiene, algo que, al final, repercute en el aspecto general de nuestra sonrisa. Bien porque no se dispone de tiempo suficiente o bien porque no existen buenos hábitos y una rutina adecuada, lo cierto es que todo ello puede acarrear problemas estéticos en la dentadura: caries, sarro, dientes amarillos y, una vez más, la aparición de halitosis que, si bien puede ser causada por razones de una incorrecta o deficiente higiene bucal, también puede surgir por otras patologías como puedan ser las relacionadas con el estómago.

“Aunque los profesionales somos capaces de solucionar los problemas de cualquier paciente, todavía queda camino por recorrer respecto a la consolidación de una filosofía de higiene y cuidados personales que redunden en una mejora de la estética”, apunta el doctor Cambra. No es cuestión únicamente de verse bien con una sonrisa deslumbrante, si no también de que ésta se encuentre sana y cuidada, porque puede lucir maravillosa pero ir a acompañada de un aliento nada agradable… Por eso es importante aunar estética con salud para que el resultado sea óptimo.

Los expertos en odontología pretenden informar, educar y guiar para que las personas consigan crear en su vida diaria rutinas de higiene, y es que una adecuada salud bucal y dental puede influir en el éxito, o no, de un encuentro personal y laboral. Es importante, para todo ello, cepillarse los dientes tras cada comida, utilizar el hilo dental y enjuagar posteriormente, así como visitar al especialista al menos una vez cada seis mes. Así nuestros dientes tendrán un aspecto sano, con un aliento fresco y una apariencia general bella y saludable.

ble.