Truco para tener los dientes más blancos

Dientes blancos

Cada vez nos gusta lucir unos dientes no solo sanos sino bonitos. Por ello cada vez tenemos más pacientes que nos piden consejos para tener unos dientes más blancos y una sonrisa más brillante.

Queremos ofrecer estos pequeños trucos para ayudar a mantener una sonrisa perfecta.

  • El primer consejo es muy básico pero muchas veces se nos olvida de su importancia: cepillarnos tres veces al día los dientes y que una de estas tres veces se acompañe de seda dental, cepillo interdentales y un colutorio . Esto evitará que se nos generen manchas en los dientes y tendremos una mejor salud bucodental. Es importante que esta rutina sea diaria.
  • Usar el enjuague bucal adecuado después de cada cepillado: te protege de las bacterias que viven en tu boca, por tanto previene la caries y limpia en profundidad la boca.
  • Disminuir o evitar todas las sustancias que manchan los dientes como el café y el tabaco, así como vino tinto o refrescos. Especialmente importante es en el caso del tabaco, que no solo mancha los dientes, sino que debilita las encías y puede generar cáncer oral. También existe alguna medicación que puede debilitar nuestro esmalte o provocar manchas. Debemos leer el prospecto o consultar a nuestro médico o farmacéutico para evitar este problema.
  • Utiliza la pasta dental que le recomiende el odontólogo para ayudar a mantener el esmalte sano, le ayude a blanquear las piezas dentales y elimine las manchas existentes.
  • La fruta dura y con poca azúcar ayuda a limpiar los dientes y eliminan manchas.
  • Visite a su odontólogo al menos dos veces años, le podrá recomendar realizarse limpiezas dentales cuando las necesite, eliminando pequeñas manchas y devolviendo el brillo natural a sus dientes.

De todos modos, si queire resultados rápidos y visibles, le recomendamos un blanqueamiento dental.

Un blanqueamiento dental es una sencilla técnica por la que la aplicación de varios componentes químicos sobre los dientes se consigue blanquear algunos tonos la sonrisa y eliminar manchas que pueden afearla.

Es un procedimiento que habitualmente se realiza mediante una sola visita a la clínica dental y una sencilla aplicación en casa tras el tratamiento en la consulta se consiguen resultados visibles.

Además si lo aplica un profesional no existe ningún riesgo para las encías ni el esmalte de los dientes, por tanto no tiene efectos secundarios negativos.

Si quierevolver a lucir una sonrisa llena de brillo y blanca, no dude en realizarse un blanqueamiento dental.