Artículos sobre Implantes Dentales

vicente-jimenez-martinez-corria

Protagonizaron los inicios de la implantología en España a finales de los años 80. Son los doctores Vicente Jiménez y Ramón Martínez Corría, ambos socios de BQDC. Ambos explican, en la entrevista publicada por la revista Maxillaris,  cómo introdujeron el sistema de los implantes dentales, las reticencias y miedos que existían y cómo se han ido venciendo hasta convertirse en un tratamiento que ha cambiado la manera de trabajar de la mayoría de los odontólogos de todo el mundo y que se ha convertido en la solución para muchísimos pacientes.

Ambos estuvieron en Gotemburgo (Suecia) con el “padre” de la implantología, el  doctor Brånemark. Él había empezado a trabajar con implantes osteointegrados en animales en 1957 y en 1965 había puesto implantes a su primer paciente.

En la entrevista relatan cómo fue su experiencia y cómo lograron que desde el equipo del profesor Brånemark, les dieran todas las explicaciones de la técnica, hasta lograr que les enviaran un libro a su hotel donde se exponía con minuciosidad cómo hacer la prótesis.

Traer el sistema a España fue otra de sus aventuras, el kit completo valía 4.700.000 pesetas, así que tuvieron que convencer a otros compañeros para que les ayudaran. También recuerdan a su primer paciente, que murió el año pasado con los implantes perfectos después de 30 años, les ayudó para enseñar el tratamiento a otros odontólogos.

El siguiente reto, convencer a los pacientes. No fue tarea fácil, pero no tiraron la toalla y su perseverancia y el tiempo les ha dado la razón. Como anécdota recuerdan que a pesar de los artículos científicos publicados, un artículo en la revista Hola popularizó el tratamiento de los implantes y lograron una amplia difusión.

Según explican en la entrevista en Maxillaris, en el éxito de los implantes hay tres aspectos fundamentales, la cirugía, la prótesis y el mantenimiento. El diagnóstico y la planificación son básicos para iniciar cualquier tratamiento de implantología.

Leer la entrevista completa.

implantes-dentales-cortos

Se calcula que existen más de 300 marcas de implantes que pueden utilizarse en España. De todas ellas, parece que únicamente cuatro o cinco reportan resultados de sus implantes a más de 10 años y la inmensa mayoría carecen de estudios científicos que avalen sus productos.

Según esto, cómo se elige uno u otro, en función de qué, qué se tiene en cuenta… El doctor José Nart Molina, de Nart Clínica Dental de Barcelona y socio de BQDC, explica que la elección de implantes viene determinada “por los resultados científicos clínicos a largo y corto plazo, resultantes de estudios independientes de calidad. Hoy existen estudios clínicos comparativos del comportamiento de implantes con muestras grandes de pacientes e implantes”. La marca de implantes con mejores resultados, menor fracaso y menores complicaciones es la más adecuada.

¿Qué son los implantes cortos y estrechos?

Tradicionalmente se han colocado implantes de 10 milímetros de longitud y 4 milímetros de diámetro como implantes estándar. Estas dimensiones del implante obligan a tener una disposición de hueso importante que no existe en muchos pacientes cuya altura y anchura de hueso está limitada.

En los últimos 10 años se han desarrollado y utilizado implantes con diámetros de hasta 2.9 milímetros y longitudes de hasta 4 milímetros con los mismos resultados clínicos que los implantes más anchos y largos, pero con la enorme ventaja de que los podemos colocar en situaciones de falta de hueso, sin regenerar, evitando al paciente sobrecostes, mayores tiempos de tratamiento y cirugías.

¿Es lo mismo que un implante dental mini?

Los implantes dentales mini suelen referirse a implantes transicionales o provisionales por lo que no es lo mismo. Los implantes estrechos y cortos son implantes dentales definitivos con menor diámetro y longitud, pero con los mismo resultados exitosos.

¿La supervivencia es la misma que la de otros implantes?

Exactamente, la evidencia científica disponible hasta la fecha indica que para ciertas marcas de implantes los resultados son los mismos.

¿Para qué casos están indicados y para cuáles no?

Están indicados para pacientes con poca disponibilidad de hueso. Pero la tendencia es a usar estos implantes cortos y estrechos en todos los casos, ya que el trauma de la cirugía es mínimo y el postoperatorio inexistente. Se preserva mayor hueso para el mantenimiento en el tiempo de los implantes.

Recomendaría implantes cortos y estrechos siempre que eviten más tratamientos, más tiempo y más morbilidad o dolor. Con estos implantes se ahorrará complicaciones, costes económicos y reducirá sus tiempos de tratamiento

¿Pueden sustituir a otros tratamientos o técnicas quirúrgicos?

Claramente sustituyen a los procedimientos invasivos de regeneración de hueso.

¿Cuánto tarda el paciente en “tener el alta”?

El paciente a los dos meses debe tener sus dientes sobre los implantes cortos y estrechos, igual que sobre el resto de implantes.

La realidad es que los implantes han supuesto un gran avance para los pacientes y para la salud bucodental. La investigación y el futuro en esta área, según explica el doctor José Nart, se dirige hacia “tratamientos cada vez menos invasivos, fiables y duraderos. El material debe ser basado en la evidencia científica, el profesional bien entrenado y actualizado, y el paciente involucrado en el tratamiento y mantenimiento del mismo.”

periimplantitis-implantes-dentales

El uso de los implantes dentales ha supuesto uno de los cambios más importantes en la práctica odontológica: ha permitido la reposición de dientes en gran número de pacientes y en casos muy difíciles de resolver previamente.

Sin embargo, a pesar de la predictibilidad de los tratamientos con implantes dentales, estos no están exentos de dificultades. En los últimos años, se ha constatado la alta frecuencia de problemas asociados a los tejidos periimplantarios, que pueden conducir a la pérdida del hueso periimplantario y, finalmente, a la pérdida del implante y de la restauración que soportaba.

Tal y como explica el doctor Ignacio Sanz, de Clínica Sanzmar de Madrid, asociada a BQDC, estas enfermedades se han denominado enfermedades periimplantarias y se pueden clasificar en dos entidades como distintos grados de severidad de la misma patología:

  • Una entidad con inflamación de los tejidos periimplantarios pero sin pérdida ósea: mucositis periimplantaria.
  • Otra entidad, destructiva, que sí está asociada a pérdida de tejido óseo: periimplantitis, especialmente relevante, por la morbilidad asociada y por la falta, hasta ahora, de tratamientos predecibles para controlar la destrucción.

La prevalencia de este grupo de patologías se dispara a partir de los 5-7 años de tener los implantes en función y pueden afectar hasta un 80% de los pacientes y entre un 12 y 35% de los implantes. Como factores de riesgo principales están:

  • El biofilm bacteriano (placa dental)
  • Padecer o haber padecido periodontitis
  • El hábito del tabaco

Además de que los implantes dentales deben estar bien colocados, es fundamental diseñar restauraciones que permitan el acceso a la higiene.

Por dónde empieza la prevención

La baja predictibilidad del tratamiento de las periimplantitis y su alta prevalencia, hace necesario establecer estrategias de prevención para evitar o disminuir su incidencia. Estas estrategias preventivas tienen que estar organizadas desde todo el equipo de la consulta para que se puedan establecer protocolos rutinarios de mantenimiento en el día a día de pacientes portadores de implantes. Las estrategias de prevención se deben desarrollar tanto desde lo profesional en la consulta como en el día a día del paciente en su casa.

El orden cronológico de la prevención debe empezar por explicar al paciente antes de recibir el tratamiento de implantes el tipo de restauración que va a llevar y los cuidados que requiere la misma. Posteriormente, debe comenzar el régimen de visitas de mantenimiento en la que, según el doctor Ignacio Sanz, “hemos de continuar con las instrucciones en las técnicas de higiene, la motivación y el refuerzo, comprobando cada vez que viene el paciente su grado de cumplimiento. Este punto es fundamental para el éxito a largo plazo.”

En la visita de mantenimiento se ha de realizar una exploración minuciosa de los tejidos periimplantarios, “debemos detectar precozmente los signos de enfermedad para instaurar un correcto tratamiento”, señala el doctor Sanz, y se ha de proceder a la eliminación del biofilm/cálculo y al pulido de las estructuras del conjunto implante-prótesis.

Por último, se deben adecuar las técnicas de higiene al perfil de cada paciente para que realice su higiene en casa en función de sus aptitudes, valorando el tipo de sistema de remoción mecánica que necesita el paciente, así como el tipo de agente químico. La frecuencia de mantenimientos vendrá determinada por la capacidad del paciente para mantener sus implantes libres de placa y por la suma de factores de riesgo para las enfermedades periimplantarias que acumule el paciente.

Cargando...