Colocación de implantes: cirugía mínimamente invasiva

Colocación de implantes: cirugía mínimamente invasiva

Muchos de los miedos que tienen los pacientes a la hora de ponerse implantes dentales, derivan en la cirugía previa que hay que realizar antes de colocarlos. Tradicionalmente se hacían con el desprendimiento de la encía, o colgajo quirúrgico para, de esta manera, acceder al tejido óseo y poder colocar los implantes. Posteriormente y para finalizar el tratamiento se cerraba con puntos de sutura.

Actualmente contamos con nuevas técnicas mínimamente invasivas, que aunque no puedan realizarse en todos los casos, sí que nos dan la opción de aplicarlas como alternativa a la cirugía tradicional. Este tipo de nuevas técnicas nos permitirán reducir al máximo las complicaciones postoperatorias que sí que tenemos, en ocasiones, con la tradicional: hemorragia, dolor, inflamación, etc. Con esto mejoraremos enórmemente el bienestar del paciente tras la colocación de nuestros implantes dentales.

Este tipo de cirugías mínimamente invasivas, no sólo se aplican en el ámbito bucal, también las podemos ver en otras ramas de la cirugía como las cardíacas, aparato reproductor o las derivadas de las de traumatología, entre otras. Estas técnicas se pueden realizar con pequeñas incisiones y aparatos endoscópicos reduciendo el tiempo de intervención, así como la recuperación de los pacientes.

Como hemos indicado anteriormente no siempre es posible utilizar esta técnica a la hora de colocar los implantes dentales. Un buen diagnóstico y estudio del caso por parte del especialista, nos ayudará a seleccionar el tipo de tratamiento y técnica quirúrgica a realizar.