Artículo: La comunicación en la base de la atención sanitaria, por Melania Bentué

Situar a las personas en el centro de los negocios parece estar convirtiéndose en una clave fundamental para lograr una respuesta adecuada y tener éxito en las empresas. Es importante entender qué está ocurriendo, dicen los expertos que la transformación más importante es la del cliente, que va por delante de la empresa. Que las personas deben estar en el centro de la atención sanitaria es una de esas líneas de trabajo que han aparecido en los últimos años en muchos planes estratégicos.

Hace unos días escuché a Julio Mayol, director médico del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, decir que la “curación empieza con la comunicación”. Y es que, en ocasiones, como pacientes se echa de menos cierta conexión con el médico que te atiende, la tecnología que tanto ha aportado a la asistencia sanitaria se puede convertir también en una barrera ante la comunicación médico-paciente.

Trabajar la empatía o la escucha activa me parece que son fundamentales. Las actuaciones que se llevan a cabo desde BQDC, orientadas a la comunicación con el paciente pero también a la comunicación entre los equipos muestran el compromiso de las clínicas asociadas con las personas y les permitirá entender mejor las necesidades de sus pacientes pero también generar nuevas ideas mediante el trabajo en equipo.

Así se puso de manifiesto en la última reunión de BQDC, donde se dedicó una parte de las sesiones a hablar de la atención al paciente, de ética, de establecer vínculos y de sumar el trabajo de cada uno en su área para que el resultado final sea un éxito. Y también ha sido así en la última clase del Programa formativo de Dirección y Gestión de Clínicas Dentales, puesto en marcha por la asociación, donde participó Miguel Morán con una ponencia titulada “las personas lo primero”.

No hay duda de que la transparencia, la ética y la confianza son hoy conceptos clave para garantizar la mejor atención y ganarse el respeto de los ciudadanos al trabajo en Odontología. Terreno que se conoce bien en BQDC, ya que los tres conceptos forman parte de sus valores fundacionales.

Y es que la revolución tecnológica en la que estamos inmersos no debe hacer perder de vista que la comunicación verbal y no verbal es fundamental. La tecnología ha venido a sumar, no a sustituir. Cuando hablamos de salud, las relaciones humanas y la palabra siguen siendo una prioridad para que la atención sanitaria sea la adecuada y cuente con la confianza del paciente a los tratamientos que se le van a hacer y la implicación de los profesionales de las clínica.

Melania Bentué

Responsable de Comunicación – BQDC