Carta del presidente de BQDC

Apreciado amigo:

Tenemos un reto por delante y creo que debemos actuar con inteligencia, confianza y mucho entusiasmo.

Las fuertes inversiones de fondos de capital riesgo en cadenas de clínicas dentales, teóricamente “low cost”, indican la confianza de estos fondos en la rentabilidad de dichas cadenas y en su potencial crecimiento, lo que, sin duda, afectará a una parte notable de nuestros posibles pacientes e incluso antiguos pacientes.

Las clínicas asociadas a BQDC nos esforzamos por ofrecer mayor calidad y por liderar los cambios tanto técnicos como de protocolos clínicos que la odontología moderna nos permite, siempre en beneficio de nuestros pacientes y, consecuentemente, en beneficio nuestro.

La aplicación de la odontología digital es una muestra de ello y precisa de inversión y dedicación para aprender. Creo que muchos de nosotros pensamos que es fundamental meterse en este mundo digital, porque nos permitirá comunicar mejor con los pacientes el pretratamiento para su aceptación, la realización de los tratamientos de forma más precisa, cómoda, rápida y, en un futuro inmediato, a menor coste de laboratorio.

Por todo ello, y según lo que hemos hablado en las reuniones del grupo en Madrid, os animo a dar el paso, a invertir con prudencia, a dedicar tiempo e ilusión a la nueva era de la odontología digital. Con la colaboración de todos, a través de BQDC intentaremos ayudar al máximo para dar este paso con las mejores garantías.

Buenas vacaciones.

Un fuerte abrazo.

Dr. Jordi Cambra