Los odontólogos de BQDC obtienen la certificación Somnomed Academy para tratar la Roncopatía y la Apnea del Sueño

certificacion somnomed

Las clínicas dentales que forman parte de BQDC han obtenido la certificación que les acredita su cualificación para tratar la Roncopatía Simple y el SAHOS (Síndrome de Apnea e Hipoapnea Obstructiva del Sueño) con dispositivos de avance mandibular (DAM) en sus consultas. Cerca de 50 odontólogos han recibido la formación que imparte SomnoMed que garantiza los conocimientos necesarios en la Medicina Oral del Sueño.

Hoy, tanto la Roncopatía como el SAHOS pueden tratarse con DAM en la consulta del dentista. El diagnóstico debe ser realizado siempre por los médicos especialistas en sueño y, principalmente, en las Unidades Sueño que suelen ser interdisciplinares. Los especialistas indicados para diagnosticar el SAHOS son los neurofisiólogos, los neumólogos y los otorrinolaringólogos, quienes derivan a los pacientes que sufren una roncopatía simple o un SAHOS  al odontólogo, cuando el tratamiento prescrito es un DAM.

dispositivos-somnomed

Los dispositivos de avance mandibular, colocados en la boca durante la noche, adelantan la mandíbula de forma natural, y abren la vía aérea facilitando el paso del aire. De esta forma, se eliminan los ronquidos y mejoran los episodios de apnea del sueño. Con ello, se consigue mayor calidad de vida al tener un sueño realmente reparador, reducir la sensación de cansancio durante el día y disminuir drásticamente la mortalidad y la morbilidad. Descienden las probabilidades de infartos, lesiones cerebrales y cáncer, entre otras muchas enfermedades, muy prevalentes en nuestra sociedad.

La prevalencia de esta patología es altísima en nuestra sociedad, cerca del 26% de la población la padece, el 90% de los afectados por SAHOS no lo saben y nunca han consultado al médico por ello. Los casos que llegan a la consulta de las Unidades del Sueño suelen ser, por tanto, los más graves. Hasta hace poco, el tratamiento de elección para todos los casos era el CPAP (dispositivo que insufla aire a presión), un tratamiento con muy poca aceptación por parte de los pacientes, la adherencia al tratamiento CPAP es muy baja. Los dispositivos de avance mandibular, mucho más cómodos para el paciente que el CPAP, pueden ser la solución a muchos casos que hoy en día aún se tratan con CPAP.

El odontólogo va a tener un papel crucial en este campo porque con una formación adecuada puede reconocer entre sus pacientes  a todas estas personas y trabajar conjuntamente con una unidad o un especialista en sueño de su zona.

 

El doctor Fernando Loscos, socio de BQDC y encargado de esta línea de trabajo en la asociación, recuerda que es muy importante recalcar que este tratamiento “debe ser realizado por un médico estomatólogo o un odontólogo que sepa manejar este sistema y que conozca la patología del SAHOS”. El uso de estos dispositivos está muy extendido en otros países europeos, incluso es reembolsado por la Seguridad Social en muchos de ellos, porque en estos países la cultura del sueño existe. En España aún se tiene que crear la cultura de la importancia de dormir bien y sin ronquidos y el odontólogo podría ser la clave en esta cruzada.

¿Qué son los dispositivos de avance mandibular?

Los dispositivos de avance mandibular (DAM) facilitan el paso de aire e impiden el colapso respiratorio, mientras se duerme. La férula, que debe ser realizada de forma personalizada, se adapta a la boca del paciente y no provoca molestias a la hora de dormir.

Entre sus beneficios destaca su fácil regulación; fabricado a medida del paciente, su uso permite realizar todo tipo de movimientos de la boca, hablar, beber o toser. Asimismo, está clínicamente probado, bajo rigurosas pruebas de control por parte de los especialistas en Medicina del Sueño.

Más información sobre Roncopatía y Apnea Obstructiva del Sueño.