La sedación consciente inhalatoria ayuda a perder la sensación de miedo al dolor en el dentista

sedacion consciente

El miedo al dentista, técnicamente llamado Odontofobia, afecta a un 15% de la población española según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), originando un problema de salud general por no acudir al dentista.

Al no recibir tratamiento dental por miedo, importantes capas de la población ponen en riesgo no solo su salud dental, sino su salud general dada la interrelación que existe entre los problemas bucodentales y enfermedades sistémicas según ha demostrado la evidencia científica.

La Odontología moderna puede ser prácticamente indolora

“Es importante que la población conozca que con un trato afable y la tecnología actual podemos controlar la ansiedad”, explica el doctor Julio Galván, socio de BQDC. De esta forma, se logra que los pacientes se encuentren relajados y tranquilos durante el tratamiento dental, “un requisito fundamental para desarrollar los tratamientos de precisión con la excelencia y resultados que hoy en día todos buscamos”, añade.

Para lograr este clima de relax que coloquialmente podemos definir como de “SPA dental”, las clínicas dentales disponen de una poderosa herramienta: la sedación consciente inhalatoria, mediante la cual el paciente, a través de una cómoda mascarilla nasal, respira durante el tratamiento una mezcla de oxígeno y óxido nitroso que le ayuda a estar tranquilo y relajado durante la sesión de tratamiento. La Clínica Galván Recoletos Cuatro de Valladolid es pionera en esta técnica, teniéndola implantada en todos los gabinetes para poder aplicarla en cualquier tipo de tratamiento.

El paciente, constantemente monitorizado en sus funciones cardio-respiratorias, se encuentra en un nivel de sedación mínima, también llamado ansiolisis, que consiste en una depresión mínima de la conciencia sin llegar a dormirse, pudiendo hablar y entender lo que se le dice y perdiendo la sensación de miedo al dolor.

Lograr un buen clima terapéutico

La sedación consciente inhalatoria aporta además como valor añadido el efecto de amnesia temporal solo en relación al momento en que se aplica, por lo que el paciente “culmina su tratamiento relajado y con sensación de haber recibido un tratamiento mucho más breve de lo que en realidad fue, hasta el punto de que algunos ya no quieren ser tratados sin ella”, subraya el Dr. Julio Galván.

Esta técnica se emplea mucho en las clínicas dentales de calidad y está muy implantada en Estados Unidos, Reino Unido, Italia y Alemania, entre otros. Está indicada tanto en pacientes infantiles como adultos y con los últimos modelos de mascarillas puede utilizarse en cualquier tratamiento dental, ya sea periodontal (limpiezas, raspados y alisados radiculares) o para endodoncias, odontología restauradora, cirugía oral o implantes dentales.

Aquí puedes leer el artículo completo que el Dr. Julio Galván ha escrito sobre este tema en suplemento de Salud y Ciencia de El País.