Invisalign

Invisalign

Invisalign es un sistema de ortodoncia invisible que te ayudará a recolocar los dientes de forma paulatina que además funciona con una técnica que es prácticamente invisible.

Esta ortodoncia invisible consigue cambiar la posición de los dientes mediante unos aligners que son casi imperceptibles y que son extraíbles por el propio paciente.

Se fabrican a medida del paciente y se van sustituyendo cada 15 días aproximadamente en función de las necesidades de cada persona, dado los dientes se van recolocando en el proceso. Mediante un estudio previo se van fabricando estos aligners en función de las necesidades del paciente.

Estos aligners además no afectan al habla tras un periodo de adaptación, en todo caso su odontólogo le dará más datos sobre su historial médico y si hay algún aspecto a tomar en cuenta (puentes, coronas…)

La duración del tratamiento la determinará su odontólogo en función a la necesidad de su situación inicial.

¿Por qué necesito una ortodoncia?

Podemos pensar que necesitamos una ortodoncia para mejorar la estética de nuestra sonrisa, y por supuesto es uno de los puntos básicos, pero la mal posición dentaria es un problema también de salud: sino se realiza una correcta masticación se pueden generar disfunciones en nuestro aparato digestivo. Además con dientes apiñados es más difícil mantener una higiene correcta.

Además, en la vertiente estética podemos recuperar la confianza en nuestra sonrisa, recuperando también la autoestima.

¿Qué ventajas tiene la utilización de Invisalign?

La primera y más clara es que no afectará a su vida social: los aligners son transparentes. Además son extraibles y pueden quitarse para comer o beber o si tiene alguna situación en la que no quiera llevarlos. Se adaptan totalmente a sus necesidades.

Facilitan la higiene dental diaria porque no hay que cambiar la rutina: con solo quitarse los aligners puede mantener una salud bucodental habitual con el cepillado, colutorio e hilo dental.

Otro punto a su favor es que se van viendo los resultados en cada visita al odontólogo para cambiar los aligners.  Además la tecnología 3D permite ver cómo quedarán la sonrisa del paciente antes de empezar.

¿Qué otras opciones existen?

Además de la ortodoncia tradicional sigue existiendo la ortodoncia con braquets tradicional, que existe en dos opciones diferentes: la tradicional y la estética.

La estética consiste en una ortodoncia con alambres más estéticos transparentes realizados con fibra de vidrio y porcelana para hacerlos menos visibles. También puede realizarse una ortodoncia lingual, donde los braquets están totalmente ocultos.