Odontología microscópica

Odontología microscópica

La cavidad oral es un espacio muy reducido donde cualquier detalle, por muy pequeño que sea, resulta muy importante a tener en cuenta. Por todo esto, la utilización de un microscopio diseñado especialmente para trabajar en la boca, resulta imprescindible en muchas ocasiones. Esto va a permitir al especialista trabajar con una precisión exquisita, pudiéndose visualizar encías, dientes o estructuras óseas con una magnificación muy alta.

La utilización de esta tecnología supondrá enormes beneficios tanto para el especialista como para el paciente, ya que el tratamiento realizado será de una precisión milimétrica.

Las ventajas de trabajar con un microscopio no sólo la obtendremos en la precisión de los detalles, sino también, a la hora de abarcar áeras más profundas en la boca, que a simple vista pasaban desapercibidas o eran mucho más complicadas de ver.

Por tanto podemos afirmar que el microscopio mejora la visualización debido a su ampliación e iluminación del campo de trabajo y por lo tanto los tratamientos son mucho más efectivos.

La tecnología avanza y dotados de herramientas como esta, nos permiten realizar tratamientos mucho mas precisos y mejores con el consiguiente beneficio para el paciente.