Encías sanas

Encías sanas

Tener las encías sanas es uno de los aspectos más importantes para mantener toda la salud dental y la salud en general. Como bien nos han dicho los doctores de nuestras clínicas dentales, una encía sana no sangra, igual que no lo hace un brazo o un pie cuando nos los lavamos.

Una encía sana no está enrojecida, ni tiene bultos ni heridas o aftas. Si tiene alguno de esos síntomas debería acudir a su odontólogo para que pudiera trazar un tratamiento dado que la gingivitis es una de las principales causas de  pérdida de piezas dentales. Las encías son la base de los dientes, si éstas no están sanas acabarán dañando el resto de elementos de la boca.

¿Cómo saber si mis encías están sanas?

Como decíamos, una encía sana no sangra. Además tiene otras características que la diferencian de una encía enferma:

  • Tiene un color rosado, nunca enrojecido.
  • Podemos encontrar surcos en ellas.
  • No están inflamadas

¿Cómo mantener las encías sanas?

La higiene es fundamental: cepillarse los dientes tres veces al día y tras cada comida es un elemento básico. Recuerde que un correcto cepillado dura 2 minutos y pasa por dientes, lengua y también de forma más suave por las encías. No utilice productos abrasivos, consulte a su dentista antes de administrarse un producto nuevo porque podría dañar el esmalte de sus dientes, las encías… Sobre todo no se olvide del hilo dental una vez al día, no fuerce el hilo hasta la parte blanda, puede generar una herida.

Es importante observar en el día a día las encías, si detecta un síntoma que puede indicar un problema como el sangrado es momento de acudir a un profesional. Este pequeño hecho puede resolverle muchos problemas posteriores.

Como decíamos visitar a su odontólogo dos veces al año, realizarse limpiezas dentales profesionales cuando las necesite. Además de prevenir enfermedades podrá compartir dudas de su higiene diaria y su dentista puede darle consejos.

Unos hábitos correctos como puede ser una alimentación en la que la Vitamina C sea importante, dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol y de alimentos altos en azúcares nos ayudará a mantener la salud de nuestra boca.

Como decíamos es importante mantener las encías sanas porque es la enfermedad periodontal es la primera causa de pérdida de piezas dentales en adultos. No dudes en acudir a tu odontólogo si detectas enrojecimiento o sangrado en tus encías, un sencillo tratamiento puede ayudarte a mejorar tu salud dental.