4 pasos en una revisión dental correcta

revision-dental

La rutina diaria de un cuidado dental debe incluir el cepillado de dientes tras cada ingesta de comida, el uso de seda dental, colutorios y cepillos para lengua y paladar.

Pero además de esto debemos acudir dos veces al año a una limpieza profesional en nuestra clínica dental y una visita de revisión anual con nuestro odontólogo que hará un estudio general del estado de su boca, un procedimiento que no es nada doloroso.

Pero, ¿en qué consiste esa revisión dental? Se lo explicamos en 4 pasos.

1. Examen bucal y comparación.

En cada visita al dentista, su odontólogo revisará su historia clínica para ver si hay algún cambio que necesite ser actualizado, como alguna enfermedad grave en otra zona del cuerpo o medicación nueva. En una primera exploración comparará su estado actual con el de la anterior visita  y determinará un plan de acción, si fuera necesario. Esta exploración se hace de forma visual.

2. Radiografías dentales

Si se perciben cambios e incluso, muchas veces sólo,para poder encontrar o determinar con mayor exactitud problemas en la boca, el odontólogo puede solicitar efectuar alguna radiografía dental. Estas imágenes de la boca y los dientes le ayudarán a diagnosticar cualquier condición que puede generar una enfermedad o cualquier anomalía existente que requiera atención.

3. Diagnóstico de los problemas

Con las pruebas médicas, diagnósticas y un examen visual el odontólogo puede diagnosticar afecciones.

Igualmente si ha percibido algún cambio en su boca es el momento para que se lo comunique a su odontólogo.

4. Examen de detección de cáncer

Tras el examen visual, si el dentista detecta en los tejidos blandos lesiones aparentes, bultos, decoloraciones,etc. Se puede requerir un examen de cáncer oral mediante una biopsia, aunque esto sucede en muy pocos casos.

Tras estos pasos el odontólogo le determinará un plan de acción en caso que se deba realizar un tratamiento y un plan preventivo en caso de que no.

Como siempre hemos insistido la prevención es un elemento básico en el cuidado de la salud oral. BQDC conciencia a la población de la importancia de las visitas a las clínicas dentales ya que un plan de prevención junto a unas visitas periódicas al odontólogo nos asegura una menor incidencia de enfermedades graves, pudiendo evitar procesos doloroso, largos y costosos.

Recuerde, 3 cepillados al día, 2 limpiezas profesionales al año y 1 visita al odontólogo de forma anual y podrá lucir una sonrisa sana y atractiva durante el mayor tiempo posible.