Artículos sobre Prevención en salud dental

Durante la tercera edad los hábitos higiénicos y recomendaciones sobre los  cuidados dentales son tan importantes como en el resto de etapas de la vida. La prevención de enfermedades es el mayor éxito que se puede obtener disponiendo de la información adecuada, tal y como explica la doctora Laura Salanova, socia de BQDC, de la Clínica Perios Lorca-Salanova de Valencia.

Es importante saber que el hecho de envejecer no está asociado a la pérdida de dientes, lo deseable es mantener todas nuestras piezas dentales a lo largo de nuestra vida y esto es posible aplicando ciertos cuidados dentales.

Estos son algunos de los consejos para las personas mayores para tener una buena salud bucodental:

Acudir al dentista regularmente es especialmente importante, las personas mayores tienen los nervios del interior del diente más pequeño y, por lo tanto, tienen los dientes menos sensibles ante un problema de caries o de desgaste dental extremo, así que esperar a notar molestias puede ser demasiado tarde.

  • En estas visitas hay que facilitar al profesional la información relativa a la medicación que toma, enfermedades que padece e incluso algún contacto de un familiar por si fuera necesario.
  • Es interesante llevar las prótesis o dentaduras aunque no las use habitualmente.

Higiene bucal. Es muy similar en todos los grupos de edad,  hay que cepillarse dos o tres veces al día y usar dentífrico con flúor. El cepillo debe renovarse cada tres o cuatro meses. En general, los dentistas recomiendan el uso de cepillo eléctrico y con más motivo en ancianos, entre quienes es frecuente encontrar afecciones que limitan el movimiento como es la artritis. También existen unos pequeños cepillos interdentales de diferentes tamaños para limpiar entre los dientes.

Prótesis dentales removibles. Muchos pacientes mayores de 65 años llevan este tipo de prótesis, que deben mantener limpias, ya que las bacterias también se adhieren igual que a los dientes. Los productos a utilizar son específicos para tal fin tanto con el cepillo en sí como con los productos químicos que se aplican. Los productos de limpieza dental son demasiado abrasivos para las dentaduras. En todo caso, agua y jabón serían aceptables.

  • Las prótesis removibles han de extraerse de a boca varias horas al día, para descanso del revestimiento mucoso de la boca.
  • A lo largo de la vida, la boca sufre cambios y las prótesis han de revisarse ya que pueden perder su anclaje original e incluso producir heridas por un apoyo excesivo sobre las encías.

Sequedad bucal. Este es uno de los problemas más frecuentes en los mayores, generalmente es un efecto secundario a la toma de algunos medicamentos o tratamientos. Por ello, los profesionales recomiendan la ingesta frecuente de líquidos, colutorios o sprays específicos para humedecer las mucosas bucales o el uso de chicles sin azúcar.

  • La sequedad bucal está directamente asociada a la aparición de caries, principalmente en las raíces de los dientes.

Enfermedad periodontal. Es otra afección frecuente que suele llevar asociada la retracción de encías y la aparición de espacios entre los dientes. Todas estas zonas son más susceptibles de padecer caries, por lo que es importante incidir en el uso de cepillos interdentales y control de la sequedad bucal.

La contribución de la Odontología a la salud general da un paso más con la puesta en marcha del estudio DiabetRisk. Un proyecto pionero a nivel mundial que implica a 48 clínicas odontológicas españolas privadas, que forman parte de la Red de Clínicas de Investigación de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), entre ellas figuran 10 centros de la Asociación de Clínicas Dentales BQDC.

Con el estudio DiabetRisk se quiere probar la eficacia de un sencillo protocolo para facilitar la detección precoz de la diabetes o de la prediabetes entre personas que desconocen tener esta enfermedad. Si se valida este protocolo, los coordinadores del estudio aseguran que se podría aplicar en todas las clínicas dentales de España y, posiblemente, extenderse a otros países europeos. Se estima que se podría contribuir a diagnosticar de forma temprana la diabetes en miles de personas cada año en España.

Actualmente, hay 415 millones de adultos en el mundo con diabetes y se estima que en el año 2040 la cifra aumentará hasta los 642 millones. Además, la IDF (International Diabetes Federation) alerta de que 1 de cada 2 casos de diabetes en adultos no está diagnosticado.

La consulta del dentista es un lugar clave para promover hábitos de vida saludables y detectar signos de enfermedades sistémicas asociadas con la salud bucodental. Así se entiende desde la Asociación BQDC entre cuyos objetivos figura la prevención de enfermedades, la promoción de la salud y la investigación. Forman parte del estudio DiabetRisk el Instituto Maxilofacial (Barcelona), la Clínica Dental Noguerol (Granada), la Clínica Sanzmar (Madrid), Clínica Galván Recoletos Cuatro (Valladolid), Clínica Blanco Ramos (Santiago de Compostela), Clínica Alcaraz (Alicante), Clínica Perios Lorca Salanova (Valencia), Clínica Vallcorba (Barcelona), Albia Clínica Dental (Bilbao) y la Clínica Carrasquer de Odontología Integrada (Valencia).

Todos ellos se han implicado en este proyecto que evaluará en una situación de práctica clínica real la eficacia de un protocolo de evaluación del riesgo de diabetes o prediabetes no diagnosticadas.

El estudio DiabetRisk está promovido desde la Fundación SEPA, dirigido desde el Grupo de Investigación ETEP de la Universidad Complutense y  se realiza en la Red de Clínicas de Investigación de SEPA, con el apoyo de SUNSTAR GUM. Es uno de los estudios más innovadores que ha llevado a cabo la Odontología europea en los últimos años.

La selección de pacientes acaba de comenzar y se prevé que en septiembre alcance el ritmo normal de inclusión, durante los meses estivales se pondrá en marcha el proceso y se resolverán las dudas metodológicas. El objetivo es finalizar la incorporación de pacientes en el primer trimestre de 2018 con más de 1.200 personas. Cada una de las clínicas evaluará un mínimo de 30 pacientes.

 

Test sencillos y rápidos

 El protocolo se compone de dos evaluaciones. Son test muy sencillos y rápidos, que permiten hacer una estimación del riesgo de sufrir diabetes y un examen rápido de salud periodontal, respectivamente.

El primero de ellos es el test de riesgo de diabetes finlandés (FindRisc – FINnish Diabetes Risk SCore), un cuestionario de referencia internacional que consiste en una serie de preguntas como edad, consumo de frutas y verduras, ejercicio físico, antecedentes familiares de diabetes mellitus,… y cuya utilidad en el diagnóstico de diabetes no conocida ha sido validada en diferentes poblaciones.

El segundo test es el EPB, un índice útil a la hora de evaluar las necesidades de tratamiento periodontal de la población. Aunando ambas herramientas, los investigadores esperan que se incremente la capacidad de identificación de riesgo del protocolo, así como su sensibilidad, especificidad y  utilidad para identificar de manera acertada a las personas con diabetes no conocida.

En el estudio se evaluará a pacientes de primera consulta. Recibirán la evaluación clínica rutinaria y, de manera adicional, se rellenará el cuestionario FindRisc y se realizará la evaluación periodontal mediante EPB. Así se seleccionarán, según los resultados, a aquellos pacientes en riesgo y se les hará una determinación ambulatoria de su hemoglobina glicosilada. Con todos esos datos, se decidirá si remitir al paciente a su médico de Atención Primaria para que haga una valoración diagnóstica de la presencia de diabetes o prediabetes.

 

Salud bucodental y diabetes

La relación entre diabetes y enfermedades periodontales es bidireccional, ya que ambas enfermedades se influyen mutuamente. Una mejor salud periodontal puede prevenir la aparición de diabetes y tendrá beneficios en el control glucémico de las personas que ya tienen esta enfermedad. Al mismo tiempo, una diabetes mejor controlada puede reducir el riesgo de desarrollar o agravar enfermedades de las encías.

Teniendo en cuenta esta relación, las clínicas dentales son un lugar ideal para la detección precoz de esta enfermedad metabólica. A ellas acude una gran proporción de la población, por lo que se puede facilitar la identificación temprana de signos que alerten de la existencia o del riesgo de desarrollo futuro de diabetes.

En lo que respecta a las personas con diabetes ya diagnosticada, se sabe que presentan una susceptibilidad elevada a la periodontitis, así como que el tratamiento periodontal contribuye a mejorar el control glucémico particularmente en aquellos pacientes mal controlados.

demi-moore-bruxismo

Hace unos días hemos sabido que la sonrisa de la actriz Demi Moore se vio alterada en un momento de su vida al perder dos piezas dentales. Como ella ha explicado, no fue por una caída o por un accidente sino por estrés.

Y es que este problema de salud, que afecta a millones de personas y que está relacionado con nuestro estilo de vida, tiene también una repercusión con la salud dental y es un factor asociado al bruxismo, un hábito por el que, de manera inconsciente, una persona aprieta los dientes o los hace rechinar produciendo un desgaste que puede llevar a la rotura o pérdida de una pieza dental.

El doctor Jaime Jiménez, de Clínica CIRO y socio de BQDC, lo ha explicado en el suplemento BuenaVida de El País. El estrés se puede mostrar de diferentes formas, como cambios en el pH de la boca, que provocan alteraciones en el color de las piezas, o con el bruxismo, que afecta al 17% de los pacientes con estrés. Con esta tensión, “los dientes se erosionan, desgastan la dentadura y hasta se llegan a romper piezas”, ha dicho el doctor Jiménez.

Para resolver este problema, los odontólogos recomiendan utilizar una férula de descarga, un molde que se coloca sobre los dientes y que evita la erosión del esmalte dental al apretar los dientes durante la noche. Sin embargo, el doctor Jaime Jiménez recuerda que esto “no es más que un parche. Identificar qué motivos causan el estrés servirá para atacar el problema de base”.

Las férulas de descarga, además de evitar el desgaste dental, previenen la aparición de otros dolores asociados.  El bruxismo puede afectar a otras estructuras como la articulación temporo-mandibular (ATM), la que une la mandíbula con el cráneo, o a la musculatura masticatoria, que si tiene una tensión prolongada provoca dolor en el cuello o la mandíbula. Tanto es así que incluso muchas cefaleas son debidas a esta patología.

“Por ello, es importante poner freno a esta patología para evitar males mayores”, explica otro de los socios de BQDC, el doctor Fernando Loscos, de Clínica Dental Dr. Loscos, quien recuerda algunos de los síntomas que deben hacer pensar que podemos tener bruxismo:

  • Apretar o rechinar los dientes
  • Despertarse por la mañana con dolor en la mandíbula o con dolor de cabeza
  • La mandíbula chasquea al abrir la boca
  • Sentir que se desencaja la mandíbula
  • Tener dolor al abrir la boca, comer, bostezar o hablar
  • Dificultad para abrir o cerrar la boca
  • Padecer problemas en otras articulaciones (artritis)
  • Lesiones cervicales o en la mandíbula
  • Dolor de cabeza o en el cuello con frecuencia
  • Hay dientes que ya no contactan al morder
  • Los dientes están desgastados

En uno de nuestros programas Salud y Sonrisas hablamos de bruxismo y contamos y una paciente del Dr. Loscos nos cuenta sus problemas con esta patología. Ver programa.

Cargando...