Artículos sobre Prevención en salud dental

demi-moore-bruxismo

Hace unos días hemos sabido que la sonrisa de la actriz Demi Moore se vio alterada en un momento de su vida al perder dos piezas dentales. Como ella ha explicado, no fue por una caída o por un accidente sino por estrés.

Y es que este problema de salud, que afecta a millones de personas y que está relacionado con nuestro estilo de vida, tiene también una repercusión con la salud dental y es un factor asociado al bruxismo, un hábito por el que, de manera inconsciente, una persona aprieta los dientes o los hace rechinar produciendo un desgaste que puede llevar a la rotura o pérdida de una pieza dental.

El doctor Jaime Jiménez, de Clínica CIRO y socio de BQDC, lo ha explicado en el suplemento BuenaVida de El País. El estrés se puede mostrar de diferentes formas, como cambios en el pH de la boca, que provocan alteraciones en el color de las piezas, o con el bruxismo, que afecta al 17% de los pacientes con estrés. Con esta tensión, “los dientes se erosionan, desgastan la dentadura y hasta se llegan a romper piezas”, ha dicho el doctor Jiménez.

Para resolver este problema, los odontólogos recomiendan utilizar una férula de descarga, un molde que se coloca sobre los dientes y que evita la erosión del esmalte dental al apretar los dientes durante la noche. Sin embargo, el doctor Jaime Jiménez recuerda que esto “no es más que un parche. Identificar qué motivos causan el estrés servirá para atacar el problema de base”.

Las férulas de descarga, además de evitar el desgaste dental, previenen la aparición de otros dolores asociados.  El bruxismo puede afectar a otras estructuras como la articulación temporo-mandibular (ATM), la que une la mandíbula con el cráneo, o a la musculatura masticatoria, que si tiene una tensión prolongada provoca dolor en el cuello o la mandíbula. Tanto es así que incluso muchas cefaleas son debidas a esta patología.

“Por ello, es importante poner freno a esta patología para evitar males mayores”, explica otro de los socios de BQDC, el doctor Fernando Loscos, de Clínica Dental Dr. Loscos, quien recuerda algunos de los síntomas que deben hacer pensar que podemos tener bruxismo:

  • Apretar o rechinar los dientes
  • Despertarse por la mañana con dolor en la mandíbula o con dolor de cabeza
  • La mandíbula chasquea al abrir la boca
  • Sentir que se desencaja la mandíbula
  • Tener dolor al abrir la boca, comer, bostezar o hablar
  • Dificultad para abrir o cerrar la boca
  • Padecer problemas en otras articulaciones (artritis)
  • Lesiones cervicales o en la mandíbula
  • Dolor de cabeza o en el cuello con frecuencia
  • Hay dientes que ya no contactan al morder
  • Los dientes están desgastados

En uno de nuestros programas Salud y Sonrisas hablamos de bruxismo y contamos y una paciente del Dr. Loscos nos cuenta sus problemas con esta patología. Ver programa.

boca-sana-sonrisa-feliz

¿Te has planteado alguna vez qué aspecto luce tu sonrisa para los demás? ¿Y para ti mismo? Una sonrisa bonita es una de las mejores cartas de presentación, en nuestras relaciones sociales, familiares y laborales. Y refuerza la autoestima.

La forma óptima de conseguirla es mediante cuidados personales y la ayuda de los profesionales. Mucho más allá de la cuestión estética, la salud bucodental te ayuda a mantenerte sano y evitar enfermedades.

¿Quieres una boca sana?

“Una boca sana no sólo aporta salud extra a tu organismo, sino que además te hace sentirte mejor contigo mismo y con los demás”, cuenta la doctora Ana Marcos, de Albia Clínica Dental de Bilbao. Para lograrla y mantenerla “es fundamental realizar revisiones periódicas en el dentista, así como tener unos hábitos de higiene oral adecuados”, recuerda.

Las visitas de prevención al dentista facilitan la detección precoz de cualquier problema dentario, las más comunes son la caries y la infección de las encías. Con frecuencia sólo se acude al odontólogo cuando se tiene dolor o molestia. Algunas patologías dentales, como las gingivales, cursan sin dolor y, en ocasiones, cuando se consultan ya se encuentran en un estado muy avanzado.

“La boca humana presenta una flora bacteriana muy abundante y variada, es decir, tenemos la boca infestada de microbios”, explica la Dra. Marcos. Si las bacterias se acumulan en exceso, se forma una película llamada “biofilm Bacteriano” (conocido como placa bacteriana), con potencial para producir patologías dentales.

Por eso, es necesario cepillarse adecuadamente cada 12 horas, eliminando la placa bacteriana de todas las superficies dentarias con los instrumentos precisos, siguiendo las instrucciones del profesional, y así “evitaremos caries e infecciones de las encías o gingivales”, dice la doctora.

Por último, es aconsejable tener un estilo de vida saludable:

  • Practicar ejercicio físico regularmente, ayuda a controlar el estrés (íntimamente relacionado con la enfermedad periodontal) y previene la obesidad.
  • Evitar el consumo de tabaco y de alcohol.
  • Dieta sana y equilibrada, evitando los alimentos azucarados y las bebidas gaseosas azucaradas (intervienen directamente en el proceso de formación de la caries).
  • Consumir frutas y verduras puede tener efectos beneficiosos en las encías porque facilita la auto-higiene bucal.

Así, podrás disfrutar de una boca sana.

higiene-interdental

Mucho se habla del número de veces que hay que lavarse los dientes y de la higiene dental necesaria para evitar problemas de salud en la boca. Pero, realmente, ¿sabemos cómo debemos utilizar la seda dental, los cepillos interdentales y los estimuladores interdentales…? Y aún podríamos ir un poco más allá, ¿los usamos?

Una correcta higiene dental es fundamental si no queremos comprometer  nuestra salud general. En nuestra boca viven más de 700 especies de bacterias y pueden adherirse a la superficie del diente dando lugar a la formación de lo que se conocer como biofilm dental. Las bacterias siempre buscan adherirse cerca de la encía y el espacio entre los dientes es su lugar preferido, según explica el doctor Julio Galván, de Clínica Galván Recoletos Cuatro de Valladolid y socio de BQDC.

Para evitar algunas de las patologías más frecuentes, es necesario eliminar este biofilm de los espacios interdentales, dado que:

  • El 77,5% de las caries se originan en el espacio interdental entre la papila y el diente.
  • El 60% de los casos de halitosis(mal aliento) se originan por la acumulación de biofilm en el espacio interdental.
  • Más del 50% de la población sufre gingivitis y, con frecuencia, se origina por infección e inflamación de la papila, la encía que hay entre los dientes.

limpieza-interdental

El doctor Julio Galván recuerda que mucha gente “desconoce que el cepillo dental solo llega a limpiar el 60% de la superficie de sus dientes y queda un 40% sin limpiar”. Este porcentaje corresponde a la superficie oculta, la que queda entre los dientes, el espacio interdental.

Es, precisamente, entre los dientes, en el espacio que debe ocupar la papila de la encía, donde se originan las principales enfermedades como las caries, las gingivitis y periodontitis o la halitosis.

La causa radica en que en ese estrecho espacio se acumula el biofilm dental cargado de bacterias e irritantes. Igual que cuando nos lavamos las manos frotamos entre los dedos, también la higiene de la boca necesita complementar el cepillado normal con una correcta higiene interdental”, señala el Dr. Julio Galván. Para evitar que aparezcan los antiestéticos espacios negros entre dientes, esa higiene interdental es básica.

Y es que para una higiene dental completa es importante utilizar seda o hilo dental, cepillos interdentales o estimuladores interdentales. Mantener la papila (encía) interdental sana es esencial para una correcta salud y estética dental. Si se deteriora es muy difícil recuperar su volumen, forma y aspecto.

Cargando...