El miedo al dentista

miedo-al-dentista

El miedo a acudir al dentista es una de las barreras que la población en general suele tener para atrasar o evitar acudir a la clínica dental.

Seguramente asociamos el acudir a realizarnos un tratamiento con algo doloroso, poco higiénico y costoso, pero nada más allá de la realidad. Acudir al odontólogo puede resultar una experiencia agradable si tiene el hábito de acudir a realizarse pequeñas revisiones y prevenir tratamientos más largos y que impliquen técnicas más complejas.

Muchas veces repetimos que debemos acudir al menos 2 veces al año a la clínica dental a realizarnos una limpieza profesional y una revisión en la que nos podrán detectar y prevenir enfermedades bucodentales.

Si aún así le genera miedo o ansiedad acudir al odontólogo le ofrecemos algunos trucos para tranquilizarse y tener una visita placentera.

1. Establezca la cita a primera hora de la mañana. No tendrá tiempo durante el día para pensar sobre la consulta y además existe menos posibilidad de atrasar el encuentro.

2. No acuda solo, acuda con un amigo o familiar, ¿por qué no desayunar relajadamente antes de entrar en la consulta? Crear un ambiente agradable y placentero le ayudará a relajar los nervios.

3. Si es la primera vez que acude a una clínica dental no dude en establecer una cita antes de realizar cualquier tratamiento para intercambiar opiniones con su odontólogo y explicarle su problema. Seguramente él podrá tranquilizarle sobre el tipo de tratamiento que debe realizarse. Esto generará una atmósfera de confianza con su dentista y su visita será más relajada ya que sabrá qué va a suceder en todo momento.

4. Lleve su propia música a la consulta, así mientras se le realiza el tratamiento podrá estar escuchando sus canciones favoritas y relajándose.

5. No se obsesione con la visita al odontólogo. Pase el día de forma normal, sin pensar demasiado.

Además recuerde que si es su primera visita a una clínica dental o hace mucho tiempo que no acude lo que es más probable es que el dentista solo le realice una exploración general para comprender la salud actual de sus dientes y boca. Por ello nada de lo que realice será doloroso. También debe tener en cuenta que todos los tratamientos se realizan con anestesia local o intravenosa, por tanto cuando deba realizarse uno no sentirá ningún dolor.

Le recordamos la importancia de acudir a su clínica dental para evitar enfermedades bucodentales más graves, su odontólogo le puede ayudar a prevenirlas.