Cuidado dental de los niños

Cuidado dental de los niños

Los más pequeños deben incluir el cepillado dental en su rutina diaria desde los primeros años de vida.

Este hábito les acompañará toda la vida y pueden ofrecerles una buena salud bucodental el resto de su vida. Por ello debemos acompañarlos en los primeros años de vida. Pero no solo el cepillado es básico. Debemos enseñarles buenos hábitos de vida vinculados a su salud bucodental.

Le ofrecemos varios consejos para que pueda aplicar en la educación de la salud bucodental de los más pequeños.

1. Deben cepillarse los dientes 3 veces al día, a partir de los 6 años pueden hacerlo solos con supervisión. Es importante recordarles la importancia de los cepillados de mañana y noche.

2. La supervisión del cepillado de dientes debe ir a menos con la edad, para poder ofrecerle al pequeño mayor independencia y seguridad.  Para que adquieran el hábito es bueno ofrecerles cepillos adaptados a sus necesidades (pequeños y con cerdas blandas) y a sus gustos (con personajes que les gusten, colores llamativos…)

3. Cuando el pequeño ya sea capaz de cepillarse solo podemos añadir el uso de flúor adaptado a su edad, así le daremos un extra en su salud bucodental y además adquirirá también este hábito.

4. Uno de los hechos más complejos para incorporar en la rutina del niño es el hilo dental ya que le suele costar la técnica y al principio incluso dañan sus encías. Pero es una práctica que deben adquirir para evitar problemas gingivales y caries.

5. Es importante recordarles que tras el cepillado de dientes de la noche ya solo pueden ingerir agua, si quieren tomar otra bebida o comida deberán de repetir toda la rutina de la higiene dental.

6. Además debemos moderar el consumo de alimentos con un alto contenido en azúcar como chucherías o caramelos. También alimentos muy pegajosos que se adquieran a los dientes.

7. Aunque a veces no es sencillo debemos recordarles la necesidad de consumir lácteos, frutas y verduras.

8. Si práctica algún deporte de contacto debería llevar un protector bucal para evitar lesiones y roturas de piezas dentales.

9. Debe acudir al odontólogo tan pronto como tenga la primera dentición, esto suele ser sobre los 5-6 años. Aún así si se detecta algún problema deberá acudir antes.

10. Sobre todo debemos hacer partícipes a los más pequeños de la importancia de cuidar dientes y boca ya que esto les ofrecerá una salud bucodental correcta durante el resto de su vida, ahorrándoles dolores y enfermedades más complejas.