¿Cómo afecta fumar a la salud bucal?

Cómo afecta fumar a la salud bucal

Ya sabíamos que fumar perjudica la salud. Problemas respiratorios, pulmonares… y también bucodentales. Y es que encender un cigarrillo puede llegar a tener consecuencias muy graves para la salud de nuestra boca.

Los fumadores presentan una mayor prevalencia y gravedad en la periodontitis, unas bolsas periodontales más profundas y una pérdida de inserción del diente más grave.

Habitualmente, éstos presentan una encía más pálida, ya que el tabaco enmascara la inflamación de las encías y las hace sangrar menos. Un gran número de fumadores denota un aumento del sangrado durante el cepillado tras dejar el tabaco.

Los cigarrillos también influyen en la aparición de las caries, ya que este mal hábito provoca la pérdida de soporte del diente y lo expone a un mayor riesgo de acumular bacterias.

Por otro lado, los fumadores también sufren el llamado síndrome del paladar duro, que se combina con múltiples puntos rojos. Esto se debe a la isquemia circulatoria (constricción de los vasos sanguíneos con un menor flujo de sangre), lo que puede desaparecer si de deja de fumar.

Otro de los afectados por el tabaco son los implantes dentales. El hábito de fumar está relacionado con una mayor pérdida del soporte óseo de los implantes, especialmente en el maxilar superior, lo que influye en la pérdida total de un implante dental.

El cáncer dental es la consecuencia más grave. En España, alrededor de 2.000 personas desarrollan este tipo de cáncer cada año, cuya tasa de mortalidad sigue siendo alta.

Una buena higiene dental es beneficiosa en estos casos, pero los efectos del tabaco van más allá, por lo que no se puede garantizar una buena salud bucodental si el paciente es fumador.

Las clínicas dentales BQDC trabajan cada día para prevenir estas enfermedades. Si es usted fumador, acuda a uno de nuestros centros y le informarán acerca de todo lo que necesita saber al respecto.