Halitosis o mal aliento

Hacerse la boca agua

Es posible que alguna vez hayamos estado hablando con alguien cuyo mal aliento nos haya hecho pensar que su higiene oral no es la correcta.

Respecto a este tema, es importante saber que en la mayoría de ocasiones el origen es bucal.

La halitosis o el mal aliento son originados por bacterias que se alojan en la cavidad oral y que liberan compuestos sulfurados extremadamente volátiles.

Este proceso también es responsable del mal olor en la boca que se tiene por la mañana al despertarnos, ya que mientras dormimos se produce una disminución de saliva que hace que se favorezca dicho proceso.

Una boca sana, limpia, sin caries o problemas periodontales es uno de los motivos que puede hacer que no tengamos este tipo de problemas.

Por ello, acudir al dentista es imprescindible en cuanto tengamos esta sensación.

Algunos de los consejos que podemos dar para disminuir o evitar este tipo de problemas serían el de cepillarse correctamente después de las principales comidas y usar el hilo o seda dental, ya que la suciedad no sólo se acumula sobre los dientes, sino también en los espacios interdentales.

También podemos utilizar un raspador lingual o el mismo cepillo para frotarse la lengua ayudará a eliminar cualquier resto en ella, y evitaremos aún más este tipo de problema.

Por otro lado, nunca deberemos sustituir el cepillado por los enjuagues, ya que éstos sólo enmascararán el problema temporalmente.

En las clínicas dentales BQDC nos preocupamos por su salud bucodental y fomentamos la prevención de enfermedades de la cavidad oral. Si quiere consultarnos algo, no dude en contactar con nosotros.