La importancia de la prevención en la salud de tu boca

La importancia de la prevención en la salud de tu boca

Todas las estadísticas realizadas parecen demostrar que en nuestro país aún carecemos de la cultura de acudir al dentista regularmente, incluso cuando existen problemas dentales. Lo que parece obvio es que a mayor cultura de la salud, mayor es la preocupación por acudir al médico y al odontólogo incluso cuando no existe ningún problema, solo por prevención.

En el campo de la odontología la prevención es además de vital importancia por dos factores: evitar enfermedades en las encías que acabarán con la pérdida de piezas dentales y la prevención como punto clave para efectuar revisiones y evitar enfermedades.

A la clínica dental deberíamos acudir a menudo para no realizarnos tratamientos complejos, es decir, muchas visitas sencillas. Como por ejemplo limpiezas dentales para eliminar la placa dental en dientes y encías, la aplicación de flúor para protegernos de la caries o el recordatorio de las técnicas básicas de higiene dental. Estos tres elementos son los puntales de una buena salud dental. Estos programas de prevención dental los suelen realizar los higienistas y no los odontólogos, aunque siempre serán bajo su supervisión. Suelen ser sencillos y no suelen ocuparnos más de una hora cada seis meses o cada cuando el profesional lo recomiende.

¿Cuáles son las medidas preventivas de la salud dental?

  • Buena higiene bucal diaria: cepillado dental 3 veces al día con aplicación de seda dental, colutorio y cepillos interproximales una vez cada día, preferiblemente durante el cepillado de la noche.
  • Uso de antisépticos y dentífricos adecuados para protegernos.
  • Limpiezas periódicas en la consulta dental: una vez cada seis meses para eliminar la placa dental y pulir los dientes.
  • Hábitos alimentarios correctos, que deben incluir proteínas, vitamina C y calcio y debe tratar de evitar alimentos con muchos azúcares.
  • El uso correcto de los dientes, no usándolos para abrir botellas o frutos secos. Los dientes son para masticar
  • Evitar el tabaco: es uno de los aceleradores de todas las enfermedades periodontales (encía y hueso de soporte). Además oscurece la sonrisa.
  • No consumir drogas porque sus consecuencias son fatales para encías y dientes.
  • Evitar el apretamiento dentario.

Desde BQDC tenemos programas específicos que trabajan la prevención en general o en algún campo en particular (mas información) La prevención en este campo es tan importante y eficaz que los profesionales del sector odontológicos estamos obligados por razones éticas a educar a la población sobre los problemas bucodentales y sus posibles causas y soluciones para prevenir y evitar las enfermedades.