Relación entre la salud oral y el tabaco

Relación entre la salud oral y el tabaco

La cavidad bucal es una de las localizaciones donde más se manifiestan los efectos del consumo de tabaco

Sabemos que fumar afecta a nuestra salud en general y está detrás de muchas de las enfermedades que padecemos, también en la salud oral. Hemos hablado de salud oral y tabaco con la Dra. Amparo Lorca, responsable, junto a la Dra. Laura Salanova, de la clínica dental Perios Lorca Salanova en Valencia.

¿De qué manera afecta o influye el tabaco?

La cavidad bucal es una de las localizaciones donde más claramente se manifiestan los efectos del consumo de tabaco. Aparte de las manchas en los dientes y de contribuir al mal aliento, el tabaco está relacionado de forma directa con el desarrollo y severidad de la enfermedad periodontal y, por ello, con la pérdida de dientes, los fracasos en tratamientos con implantes y con el cáncer oral.

¿Cuáles son las patologías más frecuentes?

El paciente fumador aparte de toda las patologías que vemos habitualmente en la consulta como caries, pérdida dental,  fracturas… tienen más riesgo de desarrollar enfermedad periodontal, hasta 3 veces superior a los no fumadores, y al desarrollarse mas rápido en estos pacientes encontramos formas más severas.

También, el fumador tiene más riesgo de desarrollar lesiones precancerosas y cáncer oral. Esta relación es proporcional a la cantidad de tabaco, a mayor consumo más riesgo de sufrir periodontitis  y cáncer.

En el caso del cáncer oral, hay una relación directa

Son los metabolitos derivados de la combustión del tabaco, como la nicotina y el alquitrán, junto con el calor que se desprende, los que provocan cambios celulares  que pueden derivar en el desarrollo de una lesión cancerosa. El alcohol y el tabaco son los factores de riesgo íntimamente relacionados con su aparición.

Aunque afortunadamente no es una patología muy frecuente (8/100.000) , entre el 80 y 90% de estos pacientes son fumadores. La detección temprana es fundamental en el éxito del tratamiento.

Fumar reduce la salud

¿Repercute el hecho de fumar en los resultados de un tratamiento?

Está comprobado en estudios clínicos que la respuesta al tratamiento periodontal es mucho  mejor en pacientes no fumadores. De hecho, hay técnicas quirúrgicas que están contraindicadas en pacientes fumadores. Cuando valoramos la respuesta al tratamiento, la mejoría de algunos parámetros es dos veces menor en fumadores. Además de que las recaídas de la enfermedad se dan en la mayoría de los casos en pacientes que fuman.

En el caso de los implantes, la tasa de fracasos de implantes es el doble entre los fumadores y el riesgo de sufrir infección, es decir, periimplantitis es también muy superior entre los fumadores.

¿Qué suele aconsejar en su consulta a sus pacientes?

Puesto que nuestro objetivo es conseguir el mejor resultado de nuestros tratamientos, siempre se informa a los pacientes de los riesgos que conlleva seguir fumando. Muchos pacientes al ser conocedores de su problema y de la importante influencia del tabaco deciden dejarlo ellos mismos.

En otros casos dejan de fumar después de un tiempo. Cada uno tiene que encontrar el momento donde siente que es capaz de dejarlo y nuestro deber es ayudarles a tomar la decisión e informarles de todos los métodos que les pueden ayudar a dejar de fumar, medicación, láser, acupuntura, electroestimulación o apoyo psicológico.

¿Hay respuesta en la consulta del odontólogo a todos los problemas de salud oral de los fumadores?

El odontólogo da solución a todos los problemas bucales de los fumadores. Sin embargo, el hecho de que estos se den con mayor frecuencia  y severidad entre los fumadores hace más importante las visitas de revisión dental en los fumadores para realizar detección precoz y tratamiento temprano.

En el caso del cáncer oral, el papel del odontólogo está en la detección temprana que es fundamental de cara a la respuesta al tratamiento. El tratamiento del cáncer oral ya establecido suele ser hospitalario.