La salud oral y la salud general

La salud oral y la salud general

La salud dental y la salud general están estrechamente unidas, de hecho muchas veces la prevención en la salud dental puede prevenir enfermedades generales, y las revisiones odontológicas pueden anunciar enfermedades de otra parte del cuerpo humano..

Las bacterias que se alojan en nuestra boca pueden pasar al torrente sanguíneo generando o pudiendo causar alguna enfermedad que afecta a otros sistemas del cuerpo humano.

La salud oral no solo está manteniendo a ralla las caries o las enfermedades periodontales, no es una cuestión solo de estética o de evitar el mal aliento, sino ya hay que atenderla más allá de las consecuencias directas ya que los últimos estudios vinculan enfermedades graves a una mala salud bucal.

Algunas enfermedades cardiovasuclares parecen tener una relación directa con una mala salud bucodental. No podemos olvidar que más de 5 mil millones de bacterias pueblan nuestra boca, y algunas de ellas van a parar a nuestro torrente sangíneo gracias a los sangrados de encías, las úlceras o heridas en la boca. Esto puede provocar que, una vez en la sangre, inflamen los tejidos que recubren el corazón genreando endocarditis. Eso puede provocar una acumulación de elementos en las arterias pudiendo generar aneurismas y otro problemas graves. También se ha relacionado la pérdida de dietnes con problemas de corazón.

La diabetes es una enfermedad que va en ambos sentidos: las infecciones en la boca y dientes pueden alterar los niveles de glucosa en sangre y uno de los síntomas de esta enfermedad son la facilidad para tener infecciones. Una boca y dientes con problemas de higiene, inflamación y sangrados son un problema para un diabético.

Durante el embarazo el cuidado de la salud bucodental se hace muy importante para las futuras madres, ya que parece que hay una clara relación entre las enfermedades periodontales y el nacimiento adelantado del bebé. Mantener una correcta higiene dental durante el embarazo junto a una revisión profunda antes del mismo puede disminuir considerablemente este riesgo.

Las enfermedades renales pueden ser detectables en una revisión odontológica ya que cuando los riñones no funcionan bien se suele tener mal aliento y un sabor desagradable en la boca, habitualmente similar al metálico, además de sequedad bucal.

En la revisión bucodental el odontólogo examina la boca para detectar el cáncer de boca, que puede incluir de cabeza, cuello, maxilar, de piel o tiroides.

Acudir una vez al año a una revisión odontológica y los cuidados constantes en la higiene bucodental pueden ayudarnos a prevenir y evitar enfermedades más allá de boca y dientes.