La Navidad, un peligro para nuestros dientes

La Navidad, un peligro para nuestros dientes

Llegan las fiestas, y con ellas, el turrón, el chocolate, los dulces navideños… Es durante estas fechas cuando más cuidado debemos tener con nuestros dientes, ya que la mayoría de caries y problemas dentales se producen entorno a la Navidad debido a un excesivo consumo de azúcar.

Estos excesos y cambios en la rutina habitual asociados a la Navidad pueden tener consecuencias muy negativas para nuestra dentadura.

Hay que tener en cuenta que el azúcar es uno de nuestros peores enemigos, pero podemos ingerirlos si tenemos en cuenta algunas consideraciones:

– El turrón duro, mejor que el blando, ya que su composición cuenta con almendra, miel, clara de huevo y un porcentaje más bajo de azúcar.

– Los dulces más duros pueden llegar a fracturar nuestros dientes, romper empastes o dañar tratamientos de ortodoncia, por lo que debemos limitar su ingesta todo lo que podamos.

– Los dulces blandos y pegajosos, por otro lado, tampoco son beneficiosos, ya que crean problemas de inflamación de encías en personas con aparatos de ortodoncia.

– Respecto al alcohol, el vino tinto se presenta como el menos agresivo para nuestra salud dental, ya que el vino blanco y el champán dañan el esmalte y son agresivos para el cemento de la raíz dental.

A pesar de todo y comamos lo que comamos, lo más importante es mantener una buena limpieza dental. Los profesionales recomiendan llevar el cepillo de dientes siempre encima, ya que las comidas o cenas fuera de casa hacen que no podamos mantener la rutina habitual de tres cepillados al día.

Las clínicas dentales BQDC, comprometidas con la prevención de problemas dentales, le aconsejarán en todo lo necesario respecto al consumo de azúcar en Navidad y la correcta limpieza bucal. Encuentre su centro más cercano y consúltenos.