Salud dental y su relación con otras enfermedades

Dieta saludable para salud dental

No descubrimos nada si decimos que una dieta sana y equilibrada evita enfermedades de nuestro organismo, pero ¿nos hemos planteado su influencia en el desarrollo de patologías locales? ¿Hay relación entre la alimentación, la salud bucodental y el desarrollo de enfermedades?

Crucial en la diabetes

La salud oral es clave en una enfermedad como la diabetes. Una dieta con alto contenido en azúcar, prolongada en el tiempo puede causar la aparición de diabetes. La enfermedad periodontal o de las encías, conocida popularmente como “piorrea” está directamente relacionada con ella.

Esto significa que pacientes que no se cuidan su boca, mala higiene oral, enfermedad periodontal y malos hábitos alimenticios, tienen mayor predisposición a desarrollar diabetes, y la salud oral es crucial en este aspecto. La boca forma parte de nuestro cuerpo, no es algo aislado, y una infección puede provocar una inflamación local en una parte de nuestro cuerpo y producir el desarrollo de otras enfermedades como la diabetes.

Relación con la arterosclerosis

También se ha demostrado que la enfermedad periodontal está directamente relacionada con el posible desarrollo de placas de ateroma o arterosclerosis, el “taponamiento” de las arterias, pudiendo ser causa de posibles anginas de pecho y paros cardíacos. Varios estudios del Dr. Mariano Sanz, miembro de BQDental Centers, han podido demostrar que pueden hallarse bacterias de la cavidad oral en estas placas de ateroma, las causantes del cierre o taponamiento de las arterias y causantes de los infartos.

Prevención

No se trata de generar alarma social sino de concienciar sobre la importancia de acudir a consulta. Tal y como dice el Dr. Flichy, odontólogo y  profesor del Máster de Cirugía e Implantes de la Universidad de Valencia,  “el dentista no está solo para hacer empastes y limpiar encías”, la Odontología es una rama más de la Medicina y, en nuestro organismo,

“todo está íntimamente relacionado, ni las células de nuestro organismo ni las bacterias entienden de especialidades ni límites, así que les animo a cambiar el chip y ver la situación global, ya que esta perspectiva les ayudará a entender mucho más lo que sucede en su cuerpo y a prevenir posibles enfermedades”.