Salud dental y deporte

salud-dental-deporte

En los últimos años se ha evolucionado mucho en la relación deporte y salud dental aunque hoy en día hay deportistas que quizá no le presten la suficiente atención a la salud oral.

Hemos de tener presente que la boca es la cavidad oral con mayor número de contenido bacteriológico de todo el organismo, por esto mantenerla en perfecto estado es súmamente importante.Un descuido en el estado general de la boca puede acarrear al deportista problemas que excedan de la misma y afecten a articulaciones, músculos, etc., haciendo que el hecho de competir suponga un problema o incluso alargar la recuperación de alguna lesión. Se ha visto incluso que procesos infecciosos crónicos pueden agudizarse con el estrés de la competición y poner en riesgo la participación del deportista.

Por estos motivos toda la población, pero más en el caso del deportista, la historia clínica debe ser lo más completa posible, incluyendo las posibles patologías presentes en ese momento (caries, problemas periodontales, de articulación, etc.,)  así como los antecedentes traumatológicos. Una ortopantomografía (radiografía de toda la boca) será fundamental para evaluar correctamente el estado de la boca del deportista.

Hoy en día, muchos clubes de fútbol de cualquier categoría, incluyen en sus revisiones médicas este tipo de chequeos.

Será importante que, al tratar a un deportista profesional, el facultativo esté al tanto de los posibles medicamentos que pudieran dar un restultado positivo en un test antidopaje, aunque es cierto que existen muy pocos elementos prohibidos relacionados con la salud oral.

El uso de protectores bucales individualizados en deportes de contacto, ya no sólo boxeo como antaño, si no en baloncesto, balomnano, hípica, etc., son de suma importancia para evitar traumatismos dentales.