Tabaco y salud oral

Tabaco y salud oral

Según últimos estudios publicados, las personas fumadoras son cuatros veces más  propensas a sufrir alteraciones en la cavidad oral que aquellas que no fuman. A esto se suma que tienen el doble de probabilidades de haber tenido 2 o más problemas de salud bucal.

Un estudio realizado en Estados Unidos refleja que fumadores habituales no sólo poseen mayores complicaciones y problemas en la cavidad oral que los no fumadores, sino que también son menos propensos a acudir a la consulta dental cuando aparece un problema.

En el mismo estudio se reflejó que los fumadores activos tenían una mayor dejadez en cuanto al mantenimiento de su boca y que las revisiones periódicas, eran claramente inferiores a la población que no fumaba o era ex fumadora.

Hoy en día se sabe lo dañino que es el tabaco para nuestro organismo. Desde hace años sabemos que los componentes de los cigarrillos suponen un alto riesgo para el desarrollo de cáncer bucal, enfermedades periodontales y caries dental entre otras muchas patologías.

La aparición de problemas repentinos en la salud bucal pueden ser signos de otras enfermedades como el VIH, diabetes o enfermedad cardíaca entre otras.

Por todo esto es aconsejable, no sólo para nuestra boca, sino para todo nuestro organismo, abandonar esta práctica, además de acudir con periodicidad a la consulta dental para prevenir cualquier tipo de problema.