Vino y salud dental

Vino y salud dental

De sobra conocemos los beneficios que nos aporta una copa de vino al día para mejorar nuestra salud general aunque quizá no sepamos que también nos ayuda a prevenir la enfermedad periodontal.

Investigadores italianos han demostrado que determinadas sustancias químicas presentes en el vino como los polifenoles colaboraban a neutralizar los efectos perjudiciales de los átomos de radicales libres en el organismo y por tanto ayudaban a reducir la inflamación producida por la gingivitis o infecciones bacterianas de las encías. Limitar esta inflamación ayudará sin duda a prevenir estadíos más avanzados como es la enfermedad periodontal.

Por tanto podemos afirmar que los polifenoles presentes en el vino poseen una capacidad antioxidante poderosa haciendo que los radicales libres producidos en la combustión celular, sean neutralizados ayudando, no solo a la salud oral, si no ayudando a disminuir alteraciones genéticas que se producen en las células en su proceso de división.

Aún así este hábito, descrita como una copa de vino al día, ayudará en la salud oral, sólo si se acompaña de una disciplina en la higiene y en los controles periódicos por parte del especialista.