Cirugía ortognática

Instituto Maxilofacial - Federico Hernández Alfaro

Escrito por:

Federico Hernández Alfaro

Instituto Maxilofacial

La cirugía ortognática es una intervención quirúrgica que se realiza para corregir la posición de los maxilares, o más propiamente dicho, del conjunto compuesto por el maxilar y la mandíbula. Este tipo de cirugía es competencia exclusiva del cirujano maxilofacial, que es el único especialista indicado para tratar tanto los huesos como los tejidos blandos del área facial.

Las deformidades maxilo-mandibulares, además de causar un desequilibrio en las facciones de los pacientes, pueden causar serios problemas funcionales, como apnea del sueño, trastornos de la ATM, problemas de maloclusión y digestivos, o problemas de dicción, entre otros. Para corregirlas, existen tres tipos de cirugía ortognática: cirugía ortognática del maxilar, cirugía ortognática de la mandíbula, y cirugía ortognática maxilomandibular, también llamada cirugía bimaxilar.

Cirugía ortognática del maxilar

Es un procedimiento quirúrgico en el cual el cirujano maxilofacial reposiciona el hueso maxilar para corregir problemas funcionales y/o estéticos del tercio medio del rostro del paciente.

La cirugía ortognática del maxilar consiste en un corte del hueso maxilar llamado Osteotomía Le Fort I, que permite mover el hueso maxilar en tres dimensiones para llevarlo a su posición ideal. Una vez que el hueso maxilar está en posición, se fija en su lugar con unas mini placas de titanio, un metal biocompatible y de gran resistencia.

Este procedimiento se realiza para corregir distintas malformaciones faciales, como la Clase 3, la hipoplasia maxilar, la asimetría facial, la mordida abierta o la sonrisa gingival, entre otros.

Cirugía ortognática mandibular

Se trata de un procedimiento quirúrgico con el cual el cirujano maxilofacial puede adelantar, retruir o rotar la mandíbula para corregir problemas funcionales y estéticos. La cirugía ortognática de solamente retrusión mandibular no es un procedimiento muy frecuente, ya que podría implicar un estrechamiento de las vías aéreas si se realiza como movimiento único, por lo que no es indicada en la mayoría de los pacientes.

La cirugía ortognática mandibular se lleva a cabo mediante un procedimiento llamado osteotomía sagital bilateral, que consiste en dos cortes, uno a cada lado del hueso de la mandíbula a nivel posterior, la recolocación del hueso, y su posterior fijación mediante placas de titanio.

Este tipo de cirugía se lleva a cabo principalmente para corregir el retrognatismo mandibular o Clase II, la asimetría facial y los problemas de apnea del sueño causados por vías aéreas estrechas.

Cirugía ortognática maxilomandibular o bimaxilar

La cirugía maxilomandibular, o cirugía ortognática bimaxilar, es un procedimiento quirúrgico en el que el cirujano maxilofacial combina la osteotomía maxilar de Le Fort I, con la osteotomía sagital bilateral para reposicionar tanto el hueso maxilar como la mandíbula del paciente cuando una cirugía monomaxilar no es suficiente para reparar sus problemas estéticos y/o funcionales.

Este es un procedimiento muy común, ya que, en la mayoría de los pacientes de cirugía ortognática, es necesario reposicionar ambas estructuras óseas para lograr una correcta función, y al mismo tiempo lograr una buena armonía facial.

Cirugía ortognática y ortodoncia

La cirugía ortognática está estrechamente relacionada con la ortodoncia, ya que, en la mayoría de los casos, el paciente requerirá de un tratamiento ortodóncico previo y posterior a la intervención quirúrgica para obtener una oclusión estable y, al mismo tiempo, lograr una estabilidad ósea. Es por ello que una cirugía ortognática siempre implica una estrecha colaboración entre ortodoncista y cirujano maxilofacial.