Retracción de la encía o recesión gingival

retraccion-encias
Presidente de BQDC - Dr. Jordi Cambra

Escrito por:

Dr. Jordi Cambra

Presidente de BQDC

La retracción de encías o recesión gingival es uno de los problemas más comunes en salud dental. Supone una pérdida de encía que provoca la sensación de que los dientes son más largos.

¿Por qué son importantes las encías?

La encía tiene como función cubrir el hueso y sellar la zona alrededor del diente aislando el hueso del exterior. Actúa como un sellado ejerciendo la misma función que la piel en el resto del cuerpo.

Se ha demostrado que, para la supervivencia y conservación de los dientes, es necesario, como mínimo, 1 mm de encía insertada e idealmente la encía debe cubrir toda la raíz de los dientes.

Se trata de un problema que debe ser tratado adecuadamente, no sólo por razones estéticas, sino también porque suele conllevar una enfermedad periodontal que puede tener consecuencias peores para nuestra salud bucodental.

Algunos de los síntomas que aparecen junto con la retracción de encía suelen ser la sensibilidad dental y, en muchas ocasiones, también se da un sangrado o inflamación de las encías, como consecuencia de la enfermedad periodontal.

Las retracciones de encías son muy frecuentes por diferentes motivos y tienen diversas consecuencias.

Causas de la retracción de encías

La retracción de encías se produce de forma gradual y entre sus principales causas destacan las siguientes:

  • Causas predisponentes: encía genéticamente fina, malposición de los dientes (demasiado hacia el borde externo del maxilar, es decir demasiado salidos hacia el labio) y maxilares pequeños que provocan que los dientes casi no tengan sitio.
  • Causas precipitantes: cepillado excesivamente fuerte y agresivo, apretamiento de dientes, tabaco y con la edad las retracciones aumentan.

Consecuencias de la retracción de encía:

  • Posible pérdida del diente si desaparece la encía totalmente (menos de 1 mm.)
  • Caries y sensibilidad térmica en la raíz del diente expuesta
  • Sonrisa poco estética al enseñar las raíces de los dientes

¿Cuál es el mejor tratamiento?

El microinjerto de encía suele ser el tratamiento más habitual. Para llevarlo a cabo, se toma tejido del paladar mediante una mínima incisión y se cubre la encía.

No obstante, en el caso de tener encías retraídas, lo mejor es acudir a su clínica dental de confianza. Su dentista le hará un diagnóstico personalizado y le recomendará el mejor tratamiento para reparar la encía y prevenir daños mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.