Osteointegración

Presidente de BQDC - Dr. Jordi Cambra

Escrito por:

Dr. Jordi Cambra

Presidente de BQDC

La osteointegración es el proceso biológico por el cual el implante dental se une e integra al tejido óseo. El resultado de este proceso es esencial para la colocación de los implantes dentales y su buen resultado.

Cuando se procede a colocar un implante dental, el primer paso es la inserción de la pieza de titanio en el hueso maxilar. Es entonces cuando empieza el proceso de osteointegración, que dura entre 3 y 4 meses, hasta que está totalmente integrada la pieza con el tejido óseo. El resultado es una estructura ósea que se crea alrededor de la pieza de titanio. Una vez se ha producido la osteointegración con éxito, se puede proceder a colocar las coronas.

El principal beneficio de la osteointegración es la fuerte fijación conseguida del implante en la mandíbula, que permite recuperar la plena funcionalidad y reducir cualquier molestia, incomodidad o movimiento de las piezas provocado por la ausencia de dientes.

¿La osteointegración puede fallar?

El tratamiento con implantes dentales es un tratamiento muy seguro y tiene un elevado porcentaje de éxito entre los pacientes. En concreto, un 97% de los pacientes, siendo pocos los casos en que se produce una infección resultado de la osteointegración. Aún así, estas se pueden producir por una mala cicatrización o mala higiene. Hay algunos factores que fomentan el fracaso de la osteointegración, entre los que se encuentran el tabaco, la diabetes y la falta de higiene dental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.