¿La periodontitis puede afectar a los implantes dentales?

¿La periodontitis afecta a los implantes dentales?

Aunque las enfermedades periodontales solo afectan al estado de los tejidos que rodean los dientes naturales, existe una patología similar que daña y pone en riesgo a los implantes dentales: la periimplantitis. Esta enfermedad pertenece a un grupo de patologías orales que infectan los tejidos blandos y duros en los que el implante realiza la osteointegración.

Te contamos en qué consiste esta enfermedad y cómo puedes prevenirla para que tus implantes se mantengan estables y sanos durante el máximo tiempo posible.

¿Qué son las enfermedades periimplantarias?

La periimplantitis es la fase equivalente a la periodontitis cuando hablamos de las enfermedades periimplantarias: una serie de procesos infecciosos que inflaman los tejidos que rodean al implante dental. Generalmente se producen cuando los cuidados que se brindan a los implantes dentales no son suficientes, aunque estos también pueden infectarse si son colocados por personal no cualificado o si están fabricados con materiales de dudosa calidad.

La primera fase de las enfermedades periimplantarias (equivalente a la gingivitis) es la mucositis. En este nivel, la infección es mucho más leve y fácilmente reversible. Podemos reconocerla porque produce el enrojecimiento y el sangrado de las encías próximas al implante infectado.

Si no se frena a tiempo, la enfermedad periimplantaria continuará deteriorando los tejidos y, eventualmente, la pérdida de soporte óseo podría producir el rechazo del implante dental.

¿Cómo se puede prevenir la periimplantitis?

Lo más importante para prevenir cualquier tipo de infección oral es tener una higiene bucodental adecuada. Las enfermedades periimplantarias, así como las periodontales, se originan por una acumulación de placa bacteriana excesiva en torno a los dientes y encías.

Para evitar que esto ocurra te sugerimos que, además del cepillo habitual, emplees cepillos interproximales y seda dental. También es recomendable acudir al dentista al menos una vez al año para realizarse una profilaxis o limpieza dental profesional.

Evitar el tabaco también nos ayuda a prevenir infecciones. Esta sustancia, además de repercutir en nuestra estética dental, es responsable de numerosas patologías y afecciones y disminuye la tasa de osteointegración de los implantes dentales.

Por último, asegúrate de que acudes a una clínica dental con especialistas en Implantología para colocarte los implantes dentales. La falta de experiencia sumada a la falta de profesionalidad puede terminar suponiendo un auténtico riesgo para tu salud oral.

Compartir en Redes Sociales: