El doctor Mariano Sanz, Honoris Causa por la Universidad de Coímbra

dr sanz honoris causa coimbra

Catedrático de Periodoncia en la Universidad Complutense de Madrid, director de la Clínica Sanzmar de Madrid y socio de BQDC, el doctor Mariano Sanz acaba de ser nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Coímbra.

Un reconocimiento que se suma a los que ya tiene de las Universidades de Goteburgo y a la de San Sebastián en Chile. Una muestra de su compromiso con la enseñanza y con la Odontología.

¿Qué supone para usted este nombramiento?

Representa muchísimo ya que un nombramiento Honoris Causa es la máxima distinción que puedes obtener en la carrera académica. Por otra parte, la Universidad de Coímbra es una de las más antiguas y prestigiosas de Europa (data del siglo XIII), lo que aporta a este nombramiento un grado de solemnidad, que la verdad, me abruma un poco.

Cuando recibí el doctorado Honoris Causa por la Universidad de Goteburgo fue una situación muy especial ya que esta Universidad es para mí es la “Meca” de la Odontología moderna y su espaldarazo supuso dar sentido a todos los esfuerzos realizados durante muchos años.

Igualmente, el Doctorado Honoris Causa por la Universidad de San Sebastián en Santiago de Chile, fue una enorme satisfacción por lo que supuso de reconocimiento por parte de las Universidades de Latinoamérica donde he desarrollado multitud de actividades y mantengo una gran cantidad de amigos, discípulos y eminentes colegas universitarios.

En esta ocasión, el Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Coímbra ha supuesto el reconocimiento de una Universidad clásica, con mucha tradición y con unos códigos de solemnidad muy importantes. Para mí, es muy  importante que podamos combinar innovación y creatividad, con historia y tradición. Por ello, este nombramiento es muy especial.

“Los valores de excelencia, innovación, colaboración e internacionalización siempre han guiado mis pasos”

¿Tenía ya algún vínculo con esta Universidad?

Siempre he mantenido una colaboración muy estrecha con las tres Facultades de Odontología de las Universidades públicas en Portugal (Lisboa, Oporto y Coímbra).

Hace unos 15 años tuve la oportunidad de colaborar con el Gobierno portugués y participé en la evaluación de la calidad de la educación odontológica en este país, por lo que tuve la ocasión de visitar todas las facultades de Odontología y, por ello, realicé muchos viajes a Portugal y tuve que conocer a multitud de profesores, estudiantes, autoridades académicas, etc.

doctor mariano sanz honoris causa

En concreto, en la Universidad de Coímbra participé en la introducción de las directrices del espacio de educación superior europeo, el también llamado proceso de Bolonia, en su Facultad de Medicina, que realizó un profundo cambio curricular para adaptarse a dicho proceso.

También he participado en investigación conjunta, fruto de la cual han sido varias publicaciones en las que hemos colaborado tanto con el departamento de Periodoncia como el de Prótesis. Asimismo, he sido miembro del tribunal para juzgar sus doctorados mas recientes.

“Los estudiantes españoles se caracterizan por su espíritu abierto y cordial, su entusiasmo, su creatividad, su capacidad para trabajar en grupo y su generosidad”

¿Sobre qué tema trató su intervención? ¿qué trasladó a los asistentes?

Sobre todo, agradecí profundamente a los miembros del claustro de la Universidad de Coímbra por este nombramiento y a todos aquellos que a lo largo de mi carrera han intervenido para permitirme alcanzar tan alta distinción.

Tanto a mi familia, como a mis maestros y compañeros de Universidad, como a mis compañeros de profesión y amigos que siempre me han apoyado y animado a llegar un poco más allá.

Además, justifiqué estos logros a partir de unos valores de excelencia, innovación, colaboración e internacionalización que siempre han guiado mis pasos. Destaqué mi pasión por la educación y por la investigación y traté de presentar mi trayectoria como un ejemplo para los jóvenes en cuanto a la importancia del tesón y del trabajo para seguir aprendiendo y a la vez transmitiendo nuevos conocimientos.

¿Qué les diría a los jóvenes que inician sus estudios de Odontología?

Los estudiantes españoles tienen unos atributos que los hacen muy especiales. Fundamentalmente, su espíritu abierto y cordial, su entusiasmo, su creatividad, su capacidad para trabajar en grupo y su generosidad.

Todo ello, si se combina con el trabajo y la dedicación hace que nuestros jóvenes que inician sus estudios tienen un gran potencial para destacar a lo largo de su trayectoria profesional.

En la actualidad, hay muchos ejemplos tanto en universidades españolas como extranjeras de excelentes estudiantes españoles, tanto graduado como postgraduado.

¿Es muy diferente la formación en unos países o en otros?

Una buena formación es lo que conduce al aprendizaje y al desarrollo de unas competencias que permitirán que estos jóvenes odontólogos desarrollen una carrera profesional con éxito.

No creo que la formación que impartimos en nuestro país sea muy diferente a la de otros países de nuestro entorno y, como en estos países, hay instituciones de mejor o peor calidad, así como profesores y estudiantes mejores y peores.

Lo que es fundamental es transmitir a nuestros estudiantes la importancia de la excelencia, de la pasión por el trabajo bien hecho; la rectitud, la honestidad y la valoración de la evaluación como componente fundamental del aprendizaje.

“La sociedad debe asegurarse de que los especialistas, independientemente de donde se hayan formado, tienen las mismas competencias”

¿Qué retos tiene por delante la Odontología, desde el punto de vista universitario?

Creo que un reto muy importante sería regular y organizar adecuadamente la formación postgraduada y la formación de especialistas en nuestro país. Esta formación postgraduada puede ser reglada, con programas a tiempo completo o parcial, o no reglada, programas de formación continua, programas modulares, formación on-line, etc.

La formación postgraduada es muy amplia y de difícil regulación por parte de las autoridades gubernamentales. Se deben, por lo tanto, regular las condiciones de calidad de la formación postgraduada, mas que la formación en sí.

La formación de especialistas, sin embargo, es algo muy diferente y específico, ya que se trata de formar a profesionales en un área específica de la Odontología para alcanzar unas competencias profesionales muy concretas, tanto en conocimientos como en habilidades. Esta formación sí debe estar regulada a nivel estatal, ya que la sociedad debe asegurarse de que los especialistas, independientemente de donde se hayan formado, tienen las mismas competencias.

dr-sanz-universidad-coimbra

En muchos países europeos de nuestro entorno, la Periodoncia es una especialidad reconocida que se desarrolla con un modelo de práctica no restrictivo, cualquier profesional por el hecho de ser odontólogo tiene competencia para realizar tratamientos periodontales.

Sin embargo, el especialista tiene un nivel de formación mas avanzado, aunque sus competencias profesionales no sean muy diferentes. Creo que es la asignatura pendiente más importante de la Odontología española y creo que la Universidad debe desempeñar el papel mas importante en los procesos de formación post-graduada.

Y si hablamos de investigación…

Otro aspecto importante es el desarrollo de la investigación en Odontología. Desafortunadamente, nuestra profesión no tiene un gran arraigo en la cultura de la ciencia y de que la evidencia científica sea la base de nuestras decisiones sanitarias.

Pero, debemos hacer un esfuerzo para introducir esta cultura en nuestros estudiantes para que en el futuro tengamos un desarrollo científico similar a otras profesiones sanitarias.