Colutorio

colutorio
Clínica Vallcorba - Dra. Nuria Vallcorba

Escrito por:

Dra. Nuria Vallcorba

Clínica Vallcorba

Es una solución líquida, acuosa o alcohólica, que se usa como vehículo de diferentes productos que pretenden el tratamiento tópico de afecciones bucales.

La palabra colutorio tiene origen latino, colluere, lavar. Puede llamarse también buche, elixir o enjuague. Pueden encontrarse en preparados comerciales para uso general, pero también en fórmulas magistrales para pacientes que requieren un tratamiento específico.

Se utilizan en pequeñas cantidades para uso tópico bucal a partir de los 6 años de edad, debido a que a menores edades tendrían el riesgo de ingerir el producto. En general se usan tras la higiene oral y no la sustituyen. Es una herramienta que completa el cepillado y la higiene interdental.

Las características y composición de los colutorios, así como su tiempo de aplicación, son variables, en función del objetivo que pretende alcanzar. En algunos casos tienen sólo efectos estéticos, modificando temporalmente el sabor bucal, haciéndolo sentir más fresco. Otros, en cambio tienen efectos terapeúticos.

Colutorios con objetivo terapéutico más frecuentes

  • Fluorados. Pretenden la reducción de caries y de la sensibilidad dental. Los más comunes son los de fluoruro sódico al 0,05% para uso diario y al 0,2% para uso semanal. También existen, entre otros, de monofluorofosfato de sodio, fluoruro de estaño, fluoruro de amina.
  • Con agentes desensibilizantes dentales. Pueden actuar dentro del túbulo dentinario, modificando la transmisión neural, o sobre la superficie dental, ocluyendo la entrada en el túbulo. Los más frecuentemente usados tienen nitrato potásico, cloruro de estroncio, oxalatos y flúor.
  • Con agentes antiplaca y antigingivitis. Pretenden reducir la placa o biofilm dental que se halla sobre los dientes y reducir la inflamación de las encías. El compuesto hasta hoy más efectivo es la clorhexidina, al 0,12%, aunque a esta concentración no se recomienda su uso a largo plazo por su capacidad de tinción dental, aumento de a producción de cálculo o tártaro dental y cambios en los sabores (reversibles). Existen concentraciones menores para uso en mantenimiento. También son de remarcar por su acción antigingivitis los colutorios con aceites esenciales y cloruro de cetilpiridino.
  • Con acción contra el mal aliento, que en general surge como consecuencia de la actividad de ciertas bacterias capaces de crear compuestos volátiles sulfurados. Suelen contener clorhexidina, cloruro de cetilpiridinio, lactato de cinc.

Los diferentes colutorios pueden tener también acción analgésica, antiinflamatoria y anestésica. Los productos más usados para contribuir a la regeneración de los tejidos gingivales son la alantoína, provitamina B5, ácido hialurónico, enoxolona y vitamina E.