Desgaste dental

Dientes con desgaste
Clínica Ciro - Dr. David Jiménez

Escrito por:

Dr. David Jiménez

Clínica Ciro

El desgaste dental se caracteriza por la pérdida del tejido dentario. Inicialmente se desgastan los tejidos duros, lo que denominamos esmalte, y en fases más avanzadas capas más profundas como es la dentina.

Desgaste dental, Glosario BQDC

Este tipo de patología es clínicamente detectable porque el paciente acude a la consulta presentando diferentes signos y síntomas como hipersensibilidad dentaria tras el cepillado o al tomar ciertas comidas y bebidas; inclusive se llega a demandar una mejora estética por desgaste de un sector anterior pudiendo ser ese desgaste motivado por un desgaste en el sector posterior.

¿Qué provoca el desgaste dental?

El desgaste dental puede ser producido por diversas causas. En primer lugar, por el contacto mecánico entre los dientes superiores e inferiores durante la masticación o por hábitos parafuncionales como el bruxismo.

El desgaste también puede ser consecuencia de la abrasión, provocada por objetos o materiales externos como el cepillo dental, la pasta de dientes o la masticación de un cuerpo extraño como bolígrafos, uñas…

También puede producirse por la erosión, especialmente en pacientes con vómitos habituales o reflujo.

Tipos de desgaste dental: síntomas y tratamiento

Si hiciéramos una clasificación de los tipos de desgastes que existen, estos se podrían dividir en desgaste mecánico y desgaste químico.

Desgaste mecánico

Fundamentalmente a destacar en este grupo son aquellos pacientes que presentan la patología del bruxismo. En este tipo la patología cursa con pérdida de anatomía dentaría llegando a verse dientes planos debido a la fricción. El bruxismo puede ser tanto diurno como nocturno.

Esta patología debe de ser diagnosticada, tratada y controlada por un profesional odontológico, el cual decidirá si es necesario una férula de descarga, para poder evitar a futuro que ese desgaste evolucione y también mitigar posibles patologías en la articulación temporomandibular.

Desgaste dental por bruxismo, Glosario BQDC

Desgaste químico

Este tipo de desgaste está cada vez más presente en la sociedad actual; la causa principal es la presencia de ácidos en la cavidad oral.

El origen de estos ácidos puede ser extrínseco o intrínseco. Los ácidos extrínsecos pueden aparecer, por ejemplo, como consecuencia de tomar determinados medicamentos, una mala alimentación, refrescos, alimentos cítricos y bebidas carbonatadas.

En este tipo de desgaste, la clave para evitar la proliferación de los ácidos es lograr tener una dieta equilibrada y controlar la medicación que se consume.

Los intrínsecos suelen aparecer por reflujo gastroesofágico o trastornos de la alimentación, como por ejemplo la bulimia.

En este punto cabe destacar la relevancia del diagnóstico precoz. Muchas veces en la consulta será necesaria la colaboración con el especialista y realizar un tratamiento interdisciplinar.

En general, una vez equilibrado, en este tipo de casos se puede realizar un tratamiento para devolver salud, la función y la estética.