Fluorosis

CIMPLA - Dr. Fernando Luengo Mas

Escrito por:

Dr. Fernando Luengo Mas

CIMPLA

Entre todos los productos usados para cuidar nuestra salud bucodental, los más extendidos y aceptados son aquellos con contenido en flúor, cuyos beneficios son mas que conocidos por todos y además su uso es ampliamente recomendado por los profesionales del sector dental, ya que tiene la capacidad de remineralizar la capa externa de los dientes, el esmalte.

El principal beneficio de esta acción es que tendremos unos dientes mucho mas resistentes contra la aparición de caries. Por ello, un amplio sector de la sociedad busca siempre productos con contenido en flúor, aunque esto conlleva un cierto peligro, y es la creencia de que cuanta mas cantidad de flúor lleve nuestra pasta de dientes o colutorio y cuanto mas lo usemos, será mejor.

Contraindicaciones del uso de flúor

Existen ciertas ocasiones en las que una exposición excesiva de flúor en edad infantil puede crear problemas en el esmalte dental. Esta patología es conocida como fluorosis dental y puede venir provocada por dos principales factores:

  • El factor mas común es la ingesta de aguas que superan excesivamente la cantidad de flúor recomendadas. Esto puede no ser solo dependiente de la población en la que se consuma el agua sino también la presencia de flúor como elemento individual o empleado durante el procesado de alimentos.
  • El segundo factor es el uso de enjuagues bucales o pastas dentífricas con una cantidad de flúor que puede ser excesiva en niños. Por ello, existen pastas específicas para el público infantil, siendo diferentes en sus concentraciones que en las de los adultos. Actualmente no se recomienda el uso en niños de pastas dentífricas que contengan una concentración mayor de 1000 partes por millón (ppm) de flúor. Además, el límite máximo permitido para su comercialización es de 1500 ppm.

¿Qué es la fluorosis dental?

Por definición, la fluorosis dental es una alteración del esmalte, la capa externa del diente, provocada por una exposición excesiva de flúor durante el periodo de desarrollo de los dientes. Esta patología se manifiesta como pequeñas manchas blanquecinas en la superficie del diente, aunque en ocasiones puede cambiar ligeramente el tono o la textura del esmalte según la gravedad, que puede ser leve, moderada o avanzada. Según la gravedad, observaremos que el esmalte puede tener desde unas pequeñas líneas hasta manchas que ocupen gran parte del diente.

¿Cómo afecta la fluorosis a la forma y resistencia de nuestros dientes?

En casos leves principalmente crea un problema estético que será mayor según aumente la magnitud de la fluorosis. Pero no tiene solo una repercusión estética ya que también provoca un aumento de la sensibilidad dental y, en casos mas avanzados, además el debilitamiento de la estructura del esmalte puede hacerlo mas sensible a la aparición de caries dentales.

¿Qué hago si observo estas lesiones en mis dientes?

Es recomendable acudir a un especialista para que diagnostique correctamente la fluorosis ya que existen otros factores que pueden provocar lesiones en el esmalte como problemas digestivos, ingesta de tetraciclinas o el desarrollo de amelogénesis imperfecta.

Una vez hecho el diagnóstico de fluorosis, el especialista puede proponer un tratamiento en función de la gravedad. Si bien no es posible erradicar el problema, es posible reparar el problema estético que éste ocasiona.

En la mayoría de las ocasiones, es útil y suficiente con realizar un blanqueamiento dental, siempre manejado en un ambiente profesional. Hay veces en las que tras el blanqueamiento se sigue necesitando de tratamiento adicional por lo que el especialista puede optar por un tratamiento restaurador, como pueden ser, idealmente la colocación de carillas de cerámica o de composite, aunque en casos mas particulares puede ser necesario el uso de coronas.