Periapical

Radiografía periápice 1
Estoclinic - Dra. Berta García

Escrito por:

Dra. Berta García

Estoclinic

El diente está compuesto por una corona (parte visible) y una o varias raíces dentarias (sumergidas en el hueso). La punta de las raíces recibe el nombre de ápice. Nos referimos a periapical cuando hablamos de todo lo que rodea el ápice.

De esta forma, cuando hay patología periapical, existe un problema alrededor del ápice, en la mayoría de ocasiones de origen infeccioso. O cuando realizamos una radiografía periapical nos interesa visualizar el diente hasta el periápice para poder realizar un diagnóstico.

Radiografía periápice 2

La patología periapical suele ser consecuencia de un proceso infeccioso, ya sea de carácter agudo o crónico. Las bacterias se trasladarían a través de los túbulos dentinarios hasta la pulpa dental. Esta pulpa reaccionaría provocando una inflamación, que puede ser reversible o irreversible, resultando en la necrosis definitiva del nervio. Cuando esto sucede, hablamos de un diente necrótico o desvitalizado.

Estos dientes deben ser tratados mediante un tratamiento de conductos (o endodoncia) para acceder a la pulpa dental, eliminar los restos de dicha pulpa, desinfectar con esmero todo el conducto hasta la zona periapical y colocar un material biocompatible que selle este espacio.

Si no se realiza la endodoncia, la infección se propagará hacia espacios adyacentes como el ligamento periodontal, provocando una lesión endoperiodontal, o el hueso provocando un quiste periapical. En cualquier caso, la destrucción ósea puede ser considerable afectando al pronóstico del diente de forma tan severa que sea necesaria la extracción del mismo.

Radiografía periápice 3