Apiñamiento

Clínica Lorente Ortodoncia - Teresa Lorente

Escrito por:

Teresa Lorente

Clínica Lorente Ortodoncia

El apiñamiento dental es la situación en la que los dientes se encuentran amontonados debido generalmente a una falta de espacio del hueso en que se ubican o a un tamaño de dientes mayor de lo normal.

Clasificación según el grado de apiñamiento

La cantidad de apiñamiento se calcula como la diferencia entre las anchuras de todos los dientes de una arcada menos el perímetro de hueso disponible en ese mismo arco.

Según esto, existen tres grados de apiñamiento:

  • Leve: igual o menos de 3 mm de falta de espacio por arcada.
  • Moderado: entre 3-5 mm de falta de espacio por arcada.
  • Severo: igual o más de 6 mm de falta de espacio por arcada.

Leve


Moderado

Severo

Es frecuente que, con el paso del tiempo, si el paciente presenta todos sus dientes, estos vayan moviéndose, en muchos casos generando apiñamiento. Éste hecho, genera problemas tanto estéticos como funcionales (dificultad para realizar una correcta higiene aumentando el acúmulo de sarro y la aparición de caries, pérdidas de encía y hueso propiciando la enfermedad periodontal, desgastes dentarios…).

Tratamiento

El tratamiento del apiñamiento es fundamentalmente ortodóncico. Existen diferentes opciones para corregirlo, por ello, es importante que el odontólogo estudie su caso para ofrecerle el tratamiento más adecuado. A continuación, se explican las causas más frecuentes y sus posibles soluciones:

  1. Paciente que presenta un hueso, bien el maxilar o la mandíbula, más estrechos o comprimidos de lo normal. En estos casos, se coloca un expansor, dando el perímetro suficiente a la arcada dentaria para ubicar todos los dientes.
  2. Paciente que presenta dientes con un tamaño ligeramente mayor de lo normal. En estos casos se puede realizar un pequeño desgaste dentario entre dientes, que aporta espacio ayudando a resolver este apiñamiento.
  3. Paciente que presenta un apiñamiento severo, sin que pueda ser solucionable con ninguno de los tratamientos explicados en los puntos anteriores. Son pacientes que no pueden ubicar todos sus dientes dentro del hueso que presentan. Es como tener un banco en el parque para 4 personas y hay 6 que se quieren sentar, dado que no es posible, 2 se quedarán de pie. En estos casos, hay que recurrir a opciones menos conservadoras como la extracción dentaria, pero necesaria en un bajo porcentaje de casos.

Como se ha explicado existen varias opciones para solucionar el apiñamiento dentario, lo importante es que siempre antes de tomar una decisión irreversible, se realice un buen diagnóstico personalizado para ese paciente que ayude a elegir el tratamiento más acertado y conservador posible.