Mordida cruzada

Centro dental El Parque - Margarita López Areal

Escrito por:

Margarita López Areal

Centro dental El Parque

La mordida cruzada es la forma en la que quedan los dientes de ambas arcadas (superior e inferior) al morder cuando los dientes de la arcada superior cierran por dentro de los de la arcada inferior, es decir, la arcada superior es más estrecha que la inferior.

Según en qué zona de la boca se localicen, las mordidas cruzadas pueden clasificarse en:

  • Posteriores: Cuando afecta al área de premolares y molares.
  • Anteriores: Cuando afecta a la zona de incisivos.

También lo podemos clasificar como bilaterales cuando aparecen tanto en el lado derecho como en el izquierdo o unilaterales cuando la zona afectada es solo en un lado.

También puede ocurrir que la mordida cruzada sea solo en una sola pieza.

Si tenemos en cuenta su origen, las mordidas cruzadas pueden ser de:

  • Origen dentario: Cuando el maxilar superior y la mandíbula han crecido correctamente, pero son los dientes los que están colocados de una manera incorrecta.
  • Origen esquelético: Cuando el maxilar superior es más estrecho que la mandíbula o maxilar inferior.

En cuanto a la causa de las mordidas cruzadas, podemos diferenciar dos grandes grupos: factores genéticos y hábitos.

Factores genéticos

  • Hipoplasia maxilar: Cuando el maxilar superior ha crecido poco y es pequeño y estrecho.
  • Hiperplasia mandibular: Cuando es la mandíbula la que se ha desarrollado en exceso.
  • Hay ocasiones en las que aparecen ambos casos anteriores a la vez.

Hábitos

  • Respirar por la boca en vez de por la nariz (respiración oral).
  • Colocar la lengua de una forma incorrecta.
  • Chuparse el dedo.

Tratamiento de la mordida cruzada

  • Tratamiento de la mordida cruzada en niños: Al estar en una etapa en la que existe todavía crecimiento, es más fácil la corrección de las mordidas cruzadas.

El tratamiento más habitual consiste en la colocación de un expansor en el paladar para ampliar el tamaño de la arcada. Durante unos cuantos meses se irá ensanchando el expansor de forma progresiva hasta conseguir la apertura de la arcada adecuada.

El expansor puede ser fijo, es decir aquel que no se puede sacar de la boca sino es por un ortodoncista; o removible, de quitar y poner.

  • Tratamiento de la mordida cruzada en adultos: Al haber finalizado el crecimiento de los huesos, muchas veces hace falta recurrir a la cirugía para poder encajar correctamente las arcadas superior e inferior.

En el maxilar superior la cirugía se realiza con el fin de agrandarlo y en la mandíbula para hacerla más pequeña.

En muchas ocasiones se hace también una combinación de ambas cirugías a la vez.

Tratamiento de los hábitos

En cuanto a los hábitos antes mencionados es muy importante tenerlos más o menos controlados para que las mordidas cruzadas no vuelvan a aparecer.

Muchas veces necesitamos la cooperación de otros especialistas para conseguirlo.

Para convertir una respiración oral en nasal se podrá acudir a un alergólogo o a un otorrinolaringólogo que nos ayudarían a liberar las vías respiratorias altas y facilitar, por tanto, la respiración por la nariz.

Cuando al tragar la lengua no se coloca en el lugar adecuado, que es el paladar, nos podría ayudar la consulta un logopeda. Ellos nos enseñan ejercicios que favorecen la correcta colocación de la lengua en su sitio.

Si las mordidas cruzadas se diagnostican a una edad temprana, se pueden corregir fácilmente con ortodoncia y así se evitará problemas óseos, musculares y articulares.