Técnica Pinhole

Clínica CIRO - Dra. Mª José Jiménez

Escrito por:

Dra. Mª José Jiménez

Clínica CIRO

La técnica Pinhole es un novedoso tratamiento periodontal quirúrgico, investigado y desarrollado en los Estados Unidos (Los Ángeles) por el Profesor Chao (propietario de su patente).

Para llevar a cabo la formación en dicha técnica y poder aplicarla en el día a día clínico con nuestros pacientes se imparten unas jornadas completas teórico-prácticas donde se pueden adquirir los conocimientos de la misma; estas jornadas se realizan en sus instalaciones, que han sido preparadas de forma específica para ello.

Tras esos días los clínicos allí presentes (periodoncistas), obtienen una acreditación oficial que les otorga las virtudes de poder realizar de la forma indicada la aplicación clínica, siempre bajo los rigurosos protocolos que esta requiere para el su éxito final.

¿Cuándo se usa la técnica Pinhole?

Las recesiones son la pérdida de las estructuras de soporte tanto de encía como del hueso, de uno o varios dientes. Esta pérdida de tejido crea una imagen de diente largo como consecuencia de la exposición de la raíz, creando sensibilidad y debilidad funcional. Ante este escenario, se pueden realizar diferentes tipos de técnicas regenerativas de los tejidos para así mejorar la estructura de soporte, reducir la sensibilidad y mejorar la estética.

Dentro del gran abanico de cirugías periodontales para el recubrimiento de encías que hay hoy en día como opciones de tratamiento, la técnica Pinhole es la más innovadora y menos traumática comparándola con el resto de técnicas.

A lo largo de los años, las técnicas quirúrgicas en general -y en el medio oral en particular-, han ido avanzando para llegar a ser menos traumáticas, con mejores post-operatorios y, en un porcentaje alto, con áreas de entrada pormenorizadas por donde se lleva a cabo la intervención (artroscopia).

¿Cómo se lleva a cabo la técnica Pinhole?

La técnica Pinhole tiene las mismas bases que la artroscopia, ya que no se realizan incisiones solo se necesita una pequeña perforación; se lleva a cabo sin injertos provenientes del paladar, evitando así una zona quirúrgica añadida a la zona a tratar; y por último, debido a lo pequeño que es la perforación por donde trabajamos, no necesita suturas.

 

Si entramos en detalle con la técnica mediante una perforación un poco más alejada de la zona afectada, logramos tener acceso directo a la zona quirúrgica y mediante unos instrumentos (que solo se pueden adquirir en el curso, ya que son específicos y patentados para la técnica) se van liberando (soltando) los tejidos hasta que logramos así crear una zona sin tensión y por lo tanto la suave reposición de los tejidos en su sitio, recubriendo las recesiones que se habían generado previamente.

Finalmente, como si fuese un globo, se van introduciendo en la perforación inicial, unas tiras de colágeno, favoreciendo así la producción natural del mismo y su cicatrización por segunda intención.

Ventajas de la técnica Pinhole

Una de las virtudes que tiene la selección de esta técnica, es la mejora en cuanto al compromiso de la vascularización. El sangrado que haya de la zona es clave para el éxito de cualquier tratamiento periodontal y esta técnica, al no tener incisiones y no alterar ninguna estructura vascular, consigue que la vascularización siga casi íntegra como al principio. Así se mejora la cicatrización y haciendo que los resultados sean tremendamente satisfactorios para el clínico y obviamente para el paciente.