¿Cómo afecta el estrés a nuestra salud bucodental?

¿Cómo afecta el estrés a nuestra salud bucodental?

En breves llega junio y se presenta un panorama diverso. Para muchos, junio es indicativo de que se acercan las vacaciones, para otros es sinónimo de calor, trabajo y exámenes. El estrés nos acecha y nuestra salud bucodental se puede ver perjudicada. ¿Sabes cómo puede afectar el estar estresado a la salud de tus dientes?

¿Qué problemas dentales puede generar el estrés?

El estrés es una reacción que tiene nuestro cerebro cuando se encuentra sometido a una presión elevada o a la que no está acostumbrado. Piensa en ello como si sobrecargaras una batería que, al final, acaba funcionando de forma irregular. Por eso, el estrés afecta a nuestra salud dental y general. Algunos de los impactos que puede tener en nuestro día a día son los siguientes:

  • Pérdida de hábitos de higiene. Cuando nos estresamos, alteramos nuestro comportamiento. El estrés emocional puede hacernos olvidar nuestra rutina de higiene dental diaria y aumentar el riesgo de coger una infección.
  • Desgaste de los dientes y daño en la mandíbula. El estrés nos hace apretar la mandíbula y rechinar los dientes, muchas veces de forma inconsciente. Este trastorno se conoce como bruxismo, y produce desajustes sobre la articulación temporomandibular, una especie de “bisagra” que nos permite mover la mandíbula.
  • Predisposición a sufrir una enfermedad periodontal. Bajo una situación de estrés, nuestro cuerpo genera cortisol, una hormona que libera glucosa para dar energía a nuestros músculos y coloca nuestro cuerpo en estado de alerta. Algunos estudios apuntan que el exceso de cortisol por estrés podría incrementar los riesgos de que la persona sufra una enfermedad periodontal.
  • Sequedad bucal. El consumo de medicamentos para tratar el estrés y otros trastornos mentales puede producir este efecto secundario. La saliva actúa como un sistema de defensa para nuestra boca, por lo que su escasez también puede afectar a nuestra salud bucodental.
  • Caída en hábitos perjudiciales. Para algunas personas, el estrés les impulsa a desahogarse o reducir los nervios mediante hábitos que son poco saludables. Caen en la comida basura, porque proporciona satisfacción efímera y energía instantánea, o incluso en el consumo de sustancias nocivas, como el tabaco o el alcohol.

¿Cómo evitar que nuestra salud dental se vea afectada por el estrés?

Para cuando queremos darnos cuenta, toda nuestra vida se ha visto afectada por el estrés. Aunque no sea una enfermedad, puede producirlas, por lo que debemos intentar encontrar el foco que lo genera y tratar de solucionarlo cuanto antes.

Para garantizar que nuestra salud dental no se vea afectada lo mejor es acudir a revisión con tu dentista de confianza. Las clínicas de BQDC podrán indicar si existe alguna infección o factor de riesgo y tomar medidas para que el problema no evolucione.

Compartir en Redes Sociales:

Responsabilidad social

Descarga el Informe

Localice su Clínica Dental BQDental Centers

Buscar clínica dental