¿Qué provoca el cáncer oral y cómo evitarlo?

¿Qué provoca el cáncer oral y cómo evitarlo?

La desinformación sobre algunas enfermedades es uno de los grandes problemas que se encuentran en el ámbito de la salud. Cuando desconoces la existencia de una enfermedad eres mucho más vulnerable, pues no sabes qué actos la producen y por tanto no puedes evitarlos.

El cáncer oral es uno de los diez cánceres más comunes que se dan en nuestra sociedad. Sin embargo, se trata de uno de los más desconocidos.

El miércoles 12 de junio fue el Día Europeo Contra el Cáncer Oral y desde las clínicas de BQDC queremos ayudar a concienciar sobre la importancia del papel del dentista y la detección temprana de la enfermedad para aumentar las posibilidades de superarla. Te contamos qué provoca el cáncer oral y cómo puedes prevenir su aparición.

El principal responsable del cáncer oral es nuestro estilo de vida

Las cifras varían según la región, pero se calcula que en España se diagnostican al año alrededor de 7.000 nuevos casos de cáncer oral, de los cuales aproximadamente 1.500 terminan siendo mortales.

Las principales causas de la aparición de esta enfermedad se asocian con el estilo de vida: tener una higiene dental deficiente, el tabaco y el consumo excesivo de alcohol multiplican las posibilidades de padecerla. Aproximadamente 9 de cada 10 personas que sufren cáncer oral son fumadores habituales. Ser portador del virus del papiloma humano también es uno de los factores que participa en su aparición, así como el deterioro de una prótesis o una mala alimentación.

Aunque en general nuestra sociedad está cada vez más concienciada sobre los efectos nocivos del tabaco para nuestra salud, muchas personas ni siquiera saben que existe el cáncer oral, lo que dificulta su detección y posterior tratamiento.

La mejor cura para el cáncer oral es un diagnóstico precoz

Además de corregir los hábitos de nuestro día a día que repercuten en nuestra salud, es muy importante acudir a revisiones periódicas con el dentista. Según el Consejo General de Dentistas, el diagnóstico temprano de la enfermedad mejora las posibilidades de supervivencia en un 90%.

Aprender a realizar autoexploraciones también resulta muy útil. El cáncer oral se puede presentar de diferentes formas. Las más comunes son una mancha roja o blanca en las paredes internas de la cavidad oral o una llaga en el labio que no cicatriza con el tiempo.

Si detectas alguna de estas señales, tienes dificultades para tragar, dolor de oído persistente y notas la garganta inflamada o la lengua adormecida, consulta a tu dentista cuanto antes. ¡Una visita por precaución puede ahorrarte muchos problemas en el futuro!

Compartir en Redes Sociales: