Anodoncia

Clínica Ruiz-Capillas - Dr. Arturo Ruiz-Capillas

Escrito por:

Dr. Arturo Ruiz-Capillas

Clínica Ruiz-Capillas

La anodoncia es un término que describe la ausencia de uno o más dientes, temporales o definitivos. Se utiliza únicamente, para los casos en que esta ausencia ocurre de forma congénita, cuando los dientes nunca han llegado a formarse. No incluye los dientes perdidos posteriormente a su formación por traumatismos, caries, etc…

Estas anomalías no tienen una causa definida. A partir de diversas investigaciones se han relacionado como posibles causas: factores genéticos, ambientales, hereditarios, alteraciones durante el embarazo y síndromes.

Tipos de anodoncia

En función del número de dientes ausentes encontramos diversas formas, pudiendo afectar todas ellas a la dentición temporal y/o a la definitiva:

  • La anodoncia parcial, hipodoncia o agenesia es la ausencia de entre uno y cinco dientes, siendo la forma más habitual.
  • La oligodoncia se refiere a la ausencia de seis dientes o más.
  • La anodoncia total verdadera es la expresión más extrema en la que faltan todos los dientes.

La anodoncia total verdadera, en la que faltan todos los dientes, es una alteración muy poco frecuente, con mayor prevalencia en hombre que en mujeres. Normalmente aparece relacionado con trastornos genéticos de carácter recesivo, como las displasias ectodérmicas, en las que se observan alteraciones en el desarrollo de las estructuras que se originan en el ectodermo (uñas, cabello, glándulas sudoríparas y dientes).

Diagnóstico y tratamiento de la anodoncia

Es de gran importancia la detección precoz de estos problemas, por ello en los niños que observemos retraso de la erupción de dientes temporales o definitivos debemos acudir al odontopediatria.

Las consecuencias de la anodoncia son de gran importancia, afectando al habla, la masticación, la deglución y la estética del paciente, derivando también en afectación psicológica.

El tratamiento va enfocado a devolver esas funciones alteradas lo antes posible. En la infancia se realizará una primera fase del tratamiento con unas prótesis completas removibles hasta que el paciente adquiera la edad suficiente para un tratamiento más complejo.

Una vez terminado el crecimiento, cuando se puedan colocar implantes dentales, el tratamiento ideal será la realización de prótesis completas fijas implanto-soportadas. Además el análisis genético de toda la familia será de vital importancia.