Fractura radicular

Clínica Galván Recoletos Cuatro - Dr. Julio Galván

Escrito por:

Dr. Julio Galván

Clínica Galván Recoletos Cuatro

Partes de un diente

Todos los dientes están formados por dos partes bien diferenciadas:

  • La corona, que en condiciones de salud es la parte del diente que se ve en boca y que está cubierta por esmalte, de un color más blanco. Con la corona masticamos el alimento.
  • La raíz, que es la zona que está recubierta por encía y hueso, teniendo un color más oscuro. Es la que sujeta al diente.

¿Cuáles son las consecuencias de una fractura radicular?

Si hiciéramos un símil, la corona sería el tronco y la copa de un árbol y las raíces dentales serían las raíces del árbol dentro de la tierra. Si alguna de estas zonas está debilitada o sufre algún daño, por caries, tratamientos endodónticos y/o restauradores, estrés o bruxismo, se puede producir una fractura, que cuando es en la raíz la llamamos fractura radicular.

Fractura radicular

Dependiendo de la zona donde produzca y la morfología de la fractura tendrá diferente pronóstico y tratamiento, llegando incluso a causar la pérdida dental.

La sintomatología común ante este tipo de problemas o patologías es el dolor, acentuándose en los movimientos de masticación.

Si estas fracturas evolucionan y no son tratadas de manera correcta, pueden causar problemas o daños en los tejidos de alrededor formando procesos inflamatorios y/o infecciosos que dificultan tanto su terapia como los tratamientos posteriores. Por lo que si siente molestias en alguna pieza dental, lo mejor es acudir a su especialista para que se realice un correcto diagnóstico y un plan de tratamiento.