Caries

Clínica Rafael Peñuelas -  Dr. Rafael Peñuelas Calvo

Escrito por:

Dr. Rafael Peñuelas Calvo

Clínica Rafael Peñuelas

¿Qué es realmente la caries?

Es la destrucción permanente de la estructura dental, causada por los ácidos generados por las bacterias que forman parte de la placa y que se deposita sobre todas las superficies de los dientes.

El grado de incidencia de esta enfermedad viene determinado mayormente por los hábitos de higiene y alimenticios; si bien también se ve incrementado por factores genéticos y por algunas enfermedades, algunos medicamentos y tratamientos de quimioterapia y radioterapia que puedan provocar sequedad de boca (xerostomía).

La placa bacteriana se forma sobre la superficie dental, provocando la desmineralización de la misma. En estadios iniciales afecta solo a esmalte y dentina provocan sensibilidad, pero según avanza y se acerque a la pulpa presentara dolor; de ahí la importancia de visitar periódicamente a su dentista y realizarse una limpieza dental es la forma más sencilla de prevenir patologías orales.

¿Cómo se trata una caries?

Cuando hacemos una detección precoz, el tratamiento más sencillo sería la obturación o empaste. Para ello se retira primero el tejido afectado rellenando el espacio posteriormente con el material de obturación siendo la resina compuesta el más utilizado hoy en día.

Según avanza la caries, y la destrucción de tejido dentario es mayor, podría alcanzar la pulpa produciendo dolor intenso para lo cual deberíamos realizar una endodoncia o tratamiento de conducto radicular.

En estos casos con destrucciones severas tendríamos que utilizar soluciones restauradoras más complejas como coronas e incluso en situaciones muy avanzadas la extracción y la posterior reposición del diente perdido mediante implantes dentales.

Consejos para evitar la aparición de caries

  • Cepíllese de manera correcta después de cada comida usando hilo dental para limpiar los espacios entre dientes.
  • Cambie su cepillo dental cada tres meses de uso para evitar la acumulación de bacterias. Use pasta dental con flúor.
  • Lleve una correcta alimentación limitando en lo que sea posible la ingesta de azúcares y almidones. Evite picar entre comidas y, si lo hiciese, recuerde que debe cepillarse los dientes después.
  • Acuda a revisión de manera periódica a su dentista, al menos una vez al año ya que un diagnóstico precoz evitara tratamientos mayores.